Marea de Residencias cree que no se puede obligar a trabajadores a vacunarse pero sí apartar del contacto directo

Cartel de la residencia de ancianos Margarita Retuerto.
Cartel de la residencia de ancianos Margarita Retuerto. - Ricardo Rubio - Europa Press
Publicado: viernes, 6 agosto 2021 18:44

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Marea de Residencias cree que no se puede obligar a los trabajadores de estos centros de mayores a que se vacunen, aunque sí se les debería apartar de lo trabajos que impliquen un contacto más directo con los residentes.

Así lo ha expresado en declaraciones a Europa Press la portavoz de este colectivo y de la Unión de Residencias de Leganés, Carmen Martín, quien ha expresado que tienen "preocupación" porque se vuelvan a producir brotes dentro de estos centros y que los mayores "sean desatendidos como en la primera ola".

En cuanto a la vacunación, ha trasladado que desde la plataforma no están de acuerdo en la obligatoriedad de la vacuna, aunque ha subrayado que los trabajadores tienen "cierta conciencia" y más del 90% están vacunados.

Sin embargo, ha afirmado que los trabajadores que deciden no vacunarse pueden realizar otras tareas como hacer las camas u ordenar los armarios, siempre con las medidas de protección necesarias.

Martín se ha referido también a la posibilidad de que se inyecte una tercera dosis de la vacuna a las personas más vulnerables, de lo que ha señalado que es una decisión que corresponde a los epidemiólogos y a los científicos. "Tenemos que dejarlo en manos de gente que esté preparada", ha resaltado.

Por otro lado, y tras la entrada en vigor del nuevo protocolo sobre las residencias de mayores en la región que recomienda limitar las visitas a personas que cuenten con la pauta completa de inmunización, ha defendido que no se pueden estar restringiendo visitas sino que se tiene que llevar a cabo "un buen protocolo".

"Creo que eso de las restricciones es algo que viene de la Comunidad de Madrid y del amiguismo con los empresarios", ha aseverado la portavoz, quien ha insistido en que la restricción de visitas "no obedece a los brotes que está habiendo".