Publicado 01/04/2015 12:19:26 +02:00CET

Más de 2.000 panaderías y pastelerías emplean a más de 5.500 personas en la región

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La viceconsejera de Innovación, Industria, Comercio y Consumo, Rocío Albert, y el viceconsejero de Hacienda y Política Económica, José María Rotellar, han visitado hoy la Pastelería 'La Santiaguesa', perteneciente al Grupo San Onofre, con motivo de la campaña de elaboración de los dulces típicos de la Semana Santa, especialmente sus famosas torrijas, además de otros como pestiños, monas de Pascua, rosquillas y bartolillos.

Según las previsiones de la Asociación de Empresarios de Pastelería Artesana de la Comunidad de Madrid (AEPA), que agrupa a más de 800 pastelerías de la región, los madrileños y visitantes consumirán durante esta Semana Santa más de 3,5 millones de torrijas artesanas, 2 millones de pestiños y 500.000 monas de Pascua.

La torrija, cuyo origen se remonta al siglo XV, sigue siendo el dulce más demandado de la Semana Santa y, junto a las tradicionales bañadas en vino o leche, también se elaboran las rellenas de diversas mermeladas, cremas y chocolate o las mini-torrijas.

Junto a la torrija, también se demandan en estas fechas las monas de Pascua y los pestiños, éstos últimos de gran tradición en nuestra región. En la Comunidad de Madrid hay más de 2.000 establecimientos dedicados a la venta de productos de pan, pastelería y confitería que dan empleo a más de 5.500 personas.

Estos comercios se caracterizan por ser en muchos casos negocios familiares y por aunar tradición y modernidad en la elaboración de sus productos.

Grupo San Onofre: negocio familiar que llega hasta Japón El primer Horno San Onofre abre sus puertas en 1972 como un negocio familiar y más tarde abría sus puertas "La Santiaguesa", que encuentra el origen de su nombre en el lugar del nacimiento de su propietaria y como homenaje a la famosa Tarta de Santiago.

Sus instalaciones mantienen el sabor tradicional de la pastelería artesana, pero sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos.

Además de los cinco establecimientos dedicados a la pastelería, panadería y gourmet que el Grupo Horno de San Honofre tiene en Madrid, han abierto uno en Nagasky, Japón, regentado por un íntimo colaborador de la familia