Publicado 02/03/2019 09:59CET

Mayer cree que ha sido la legislatura "del inicio del cambio" y que "no hay marcha atrás" en los avances en igualdad

Celia Mayer
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, cree que ésta ha sido la legislatura "del inicio del cambio" tras 24 años de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Madrid, un mandato en el que "se han empezado a abrir las puertas y a cambiar las políticas públicas", cambios que son "institucionalmente muy lentos" y que aún "queda mucho por hacer" pero tiene claro que en los avances en igualdad "no hay marcha atrás".

Incluso aunque este año no vaya a ser posible una declaración institucional conjunta en el acto que prepara el Ayuntamiento para el próximo jueves, antesala del 8M. Será el primero en esta legislatura sin consenso político después de que el PP no apoyara el texto llevado al último Pleno porque hace referencia a la huelga feminista. En el mismo Pleno el PP rechazó apoyar la huelga mientras que Cs se abstuvo. Votaron a favor Ahora Madrid y PSOE.

Celia Mayer tiene claro que no habrá pasos atrás en los logros conseguidos por el feminismo a pesar de los "intentos partidistas" propios de una estrategia "perdedora", que no obtendrá los réditos electorales que desea.

La edil ha atacado en una entrevista con Europa Press la instrumentalización del feminismo que hacen algunos partidos, que intentan "estigmatizarlo como si fuera una lucha entre hombres y mujeres cuando es una pelea conjunta por la igualdad".

Ese sentido de voto "responde al contexto político en el que Vox ha movido las posiciones de las tres derechas que van a estar en el Ayuntamiento de Madrid". "Es absolutamente inexplicable que un partido como el PP tome ahora este tipo de posiciones cuando acababa de sacar en el Congreso hace apenas un año el Pacto contra la Violencia de Género", ha reflexionado.

Considera que esa postura "será inexplicable hasta dentro de sus propias filas" porque es conocedora de que en el Partido Popular hay mujeres que han impulsado, por ejemplo, servicios contra la violencia machista, desde un enfoque liberal conservador, eso sí.

FEMINISMO TRANSVERSAL Y POLÍTICO

"El feminismo tiene que ser un movimiento transversal, es decir, que tiene que contar con las mujeres liberales y conservadoras que tienen otra manera de pensar porque también es indudable que el feminismo es absolutamente político", ha argumentado la edil.

La delegada cree que la próxima legislatura municipal va a estar marcada por un partido como Vox, "que arrastra a los partidos políticos hacia la derecha y asumiendo posiciones que son un retroceso en la historia de los derechos de la mujer".

El Ayuntamiento combatirá esa "amenaza" de retroceso vía ordenanza. Es un texto "pionero" en España que blindará la lucha contra la violencia machista desde el Consistorio recogiendo el concepto más amplio posible de violencia de este tipo: contra la pareja y expareja, la sexual, los feminicidios, la trata, la explotación de la prostitución, el matrimonio precoz y la mutilación genital.

Mientras que la normativa actual, del año 2004, garantiza únicamente el derecho a las mujeres y, muy recientemente, con motivo de las leyes de protección de la infancia de 2015, a los y las menores, en esta ordenanza se reconocen a los y las familiares y al entorno de la víctima como sujetos de derechos de asistencia y reparación. Ya ha terminado el proceso de consulta pública en Decide Madrid e intentarán, ha apuntado la concejala, que se apruebe en un Pleno extraordinario antes de las elecciones.

"LAS INSTITUCIONES NO ESTAMOS LLEGANDO HASTA DONDE TENEMOS QUE LLEGAR"

Los comités de crisis que se constituyen cuando se perpetra un crimen machista es otra de las aportaciones del área que dirige Mayer desde hace dos años, algo inédito hasta el momento. "Las instituciones tenemos una responsabilidad y no estamos llegando hasta donde tenemos que llegar", hace autocrítica la delegada. "Hemos duplicado los esfuerzos pero no estamos evitando que se asesine a mujeres", ha remarcado.

También echa en falta una mayor implicación de otras administraciones, con la mira puesta en la Comunidad. "Lo que hace la derecha tradicionalmente es contentarse con las representaciones de los minutos de silencio y muestran poca intención en mejorar estas políticas", ha lanzado.

La Red de Espacios de Igualdad es otro de los hitos del área, espacios que han pasado de ser "muy poquitos" a 18 y que "han cambiado la vida a miles de mujeres en la ciudad de Madrid". Otro de los éxitos del equipo de Mayer es haber aprobado hace escasas semanas el segundo centro de atención psicosocioeducativa (CAPSEM) para víctimas de violencia machista y sus hijos e hijas.

Mayer ha trabajado con su equipo estos dos años en mejorar la red de atención ofreciendo plazas y recursos suficientes para todas las mujeres que lo necesiten y teniendo en cuenta el aumento de la demanda, que en parte responde al impacto generado por las campañas de sensibilización lanzadas desde el Ayuntamiento (No es No, Barrios por los Buenos Tratos, El Amor No Duele...). También ha cambiado el enfoque en estos centros, enfoque "cualificado y feminista" en la intervención, y se ha duplicado la inversión.

Igualmente han aumentado los recursos para ayudar a las víctimas de trata, con un plan específico y un centro de emergencia abierto las 24 horas, ya en licitación. En cuanto a la prostitución, la delegada es favorable a continuar en la línea de seguir potenciando la red de recursos de atención, con centros ambulatorios y unidades móviles que van por los polígonos ofreciendo una alternativa a las mujeres y la protección de sus derechos "más básico"s sobre su salud y sexualidad.

"Creo que el trabajo desde el enfoque de derechos, de la construcción de derechos, es el único que le da una alternativa de solución a estas mujeres y que los enfoques punitivos lo que hacen es criminalizarlas más", ha defendido al ser preguntada por la propuesta de ordenanza que planteó el PSOE y que no salió adelante.

Los socialistas proponían la creación de un régimen de sanciones a la prostitución, la obligación ciudadana de denunciar las conductas recogidas en la ordenanza y la capacidad inspectora y de cierre cautelar del Ayuntamiento de Madrid de locales en los que se presuman estas conductas.

Celia Mayer remarca que con la creación del área, desde la dirección general de la que se partía, se ha permitido que las políticas de igualdad y contra la violencia machista "tengan un suelo institucional".

"HEMOS CONSEGUIDO PONER LA VIOLENCIA SEXUAL EN EL MAPA"

Pero tiene claro que queda mucho por hacer. "Hay que seguir trabajando en las violencias machistas. Hemos conseguido poner la violencia sexual en el mapa, algo que antes no estaba institucionalizado. Con el centro de crisis, con el cambio de protocolo de la Comunidad de Madrid, con los puntos violeta... Hay que seguir trabajando en un enfoque amplio de las violencias machistas", ha señalado.

Y entiende que "seguir mejorando la red de recursos", sin olvidar la capacidad que despliegan las campañas de sensibilización porque "cambian la cultura patriarcal".

Por ello cree que la "boca que grita 'Madrid libre de violencias machistas', la de la campaña 'No es no', se ha convertido casi en un icono", ha sido reapropiada por la ciudadanía y es una de las herramientas de cambio cultural "más importantes".

Entre la lista de deberes deja seguir trabajándose en la educación en igualdad y en acabar con las violencias en el ámbito educativo --esta misma semana presentaba la plataforma Madrid Violencia Cero, un recurso digital para docentes y estudiantes--.

"Es donde más tenemos que incidir, en prevenir la violencia, en educar en relaciones sanas sexoafectivas", ha destacado la delegada, junto a la necesidad de "facilitar políticas de conciliación de la vida, de corresponsabilidad, porque Madrid es una ciudad muy dura para para vivir, para conciliar, para las mujeres y para los niños y niñas".

Para leer más