Publicado 21/11/2022 15:07

Médicos y pediatras claman por una Atención Primaria de calidad: "Queremos atenderte, no despacharte"

Decenas de personas participan en una concentración organizada por el sindicato Amyts, frente a Gerencia de Atención Primaria
Decenas de personas participan en una concentración organizada por el sindicato Amyts, frente a Gerencia de Atención Primaria - Isabel Infantes - Europa Press


MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Decenas de médicos y pediatras se han concentrado este lunes frente a la Gerencia de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid para reclamar el fortalecimiento de este primer nivel asistencial para permitir prestar una "atención de calidad" a los madrileños y advertir ante unas condiciones laborales de los profesionales que llevan a la "huída" de sanitarios y el déficit de personal que sufre el sistema sanitario madrileño.

A la huelga que ha arrancado este lunes, convocada por el sindicato médico Amyts, están llamados un total de 4.240 médicos de Familia y 720 pediatras que prestan servicio en Atención Primaria.

Tras una pancarta en la que se podía leer 'Sanidad Pública de Calidad. Basta de Maltrato a los Médicos', junto a un dibujo de una profesional con una soga al cuello, desde las once de la mañana se han congregado decenas de profesionales para defender una mejora de sus condiciones laborales.

Los congregados, la inmensa mayoría con batas blancas y mensajes reivindicativos en defensa de la Sanidad Pública, han coreado consignas como 'La Primaria es necesaria' o 'Queremos atenderte, no despacharte' y han portado carteles con lemas como 'La Atención Primaria de Madrid se queda sin médicos', 'Médico en Suecia' o 'Vocación no es Explotación'.

'Menos condiciones precarias y más Atención Primaria' o ¿Quién cuida a los que cuidan?' han sido otras de las reivindicaciones en esta concentración convocada por el sindicato Amyts, mayoritario entre el colectivo médico, para denunciar la "crítica" situación de sobrecarga de los profesionales, con agendas infinitas, y reclamar un mínimo de tiempo por paciente.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha apuntado este mismo lunes a la limitación del número de pacientes al día y el tiempo para dedicarles como principal escollo en las negociaciones para llegar a un acuerdo. Los convocantes de la huelga reclaman que se reduzcan a un máximo de 31 pacientes en el caso de los médicos de familia, para permitir dedicar un mínimo de 10 minutos a cada uno de ellos, y de 21 para los pediatras, con un tiempo de dedicación de 15 minutos.

PROFESIONALES SOBRECARGADOS

Uno de los temas centrales del conflicto es una falta de especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría en la Comunidad que lastra el incremento de plantillas que ayuden a aliviar la sobrecarga de los trabajadores. Según la Consejería, sobre este problema, que recuerda que afecta al Sistema Nacional de Salud (SNS) en su conjunto, el Ejecutivo autonómico "ya está dando pasos", como la incorporación de profesionales extracomunitarios mediante la denominada Ley Ómnibus. "Hay margen importante de negociación", subrayó el viernes el consejero del ramo.

Frente a ello, el comité de huelga considera que este problema se debe acometer mediante una mejora de las condiciones de trabajo de los profesionales que haga atractivo trabajar en la Comunidad y achaca al "inmovilismo" del Gobierno regional la huída de profesionales a otras comunidades y países "ante las pésimas condiciones laborales".

Entre otras cuestiones, recuerdan que aproximadamente el 20% de las consultas médicas están sin cubrir (más los miles de madrileños sin médico asignado), "conllevando una sobrecarga extra a los pocos profesionales que resisten", sin apenas retribución, "y que puede provocar una mayor huida".

En Madrid, remarcan además, de los 443 nuevos médicos de Familia que terminaron su residencia, únicamente 37 eligieron quedarse, mientras que en el caso de los pediatras, de 155 que terminaron en 2021 y 2022, tan solo seis optaron por la Comunidad. Igualmente, recalcan que la Oferta Pública de Empleo (OPE) que arrancó en 2017 continúa sin cerrarse.

Contador