Ochenta niños saharauis serán acogidos por familias madrileñas en julio y agosto gracias al programa 'Vacaciones en Paz'

Niños saharauis
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 14/07/2018 14:50:38CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El programa 'Vacaciones en Paz' ha dado la bienvenida este sábado, en las Naves de Terneras de Matadero, a 80 niños saharauis de entre 10 y 12 años, que pasarán los dos meses de verano en la ciudad acogidos por familias madrileñas.

Dicho programa busca propiciar "una estancia agradable y humanamente rica" a los niños saharauis, contribuyendo a mejorar su formación y atención sanitaria, pero también permitiendo que las familias de acogida conozcan otras culturas y se solidaricen con las condiciones de vida "bajo las que resiste el pueblo saharaui".

Al acto han acudido la concejala-presienta del distrito de Arganzuela, Rommy Arce y el Tercer Teniente de Alcalde y responsable de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria, Mauricio Valiente, junto con de el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid, Andrés Sesmero, y el delegado del Frente Polisario en Madrid, una organización no gubernamental que coordina el programa de acogida desde el año 1994, Abidin Bucharaya.

La concejal del distrito de Arganzuela, Rommy Arce, ha manifestado que estos chicos "son los mejores embajadores de la causa saharaui". Durante su intervención también ha aprovechado para "exigir" el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y pedir el fin de la "ocupación" del Sáhara Occidental y el "fin de esos acuerdos comerciales que siguen manteniendo al pueblo en un situación injusta e ilegítima".

En esta línea, el presidente de la asociación de amigos del pueblo saharaui de Madrid, Andrés Sesmeros, ha animado a todas las familias a colaborar con el proyecto de 'Vacaciones en Paz' "no solo por el hecho de traer un niño saharaui sino por la causa que lo merece" porque estos jóvenes "aportan muchísimo a los hijos de las familias de acogida".

También, el delegado del Frente Polisario en Madrid, Abidin Bucharaya, ha reivindicado que "la presencia de tantos niños sahauaris en Madrid no es más que le reflejo del drama humano que vive este pueblo actualmente". Además, ha mostrado su gratitud a las familias de acogida y al Ayuntamiento porque gracias a su compromiso se está "consiguiendo educar a una generación para que sean más tolerantes y que España se convierta en un punto referente de la solidaridad".

Estos menores nacieron en los campamentos de refugiados situados desde el año 1976 en la frontera de Tindouf (Argelia). Su día a día, nacidos en el exilio y en "un clima de guerra", transcurre en unas circunstancias "muy duras", al igual que el resto de la población saharaui, la cual se encuentra privada de recursos elementales y sobrevive difícilmente gracias a la ayuda y cooperación internacional.

Según ha informado el Ayuntamiento de Madrid, este año desde el área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo se les entregará a los niños 150 entradas para que disfruten, durante el verano, de la visitas, con pases gratuitos, al Zoo y Parque de Atracciones de Madrid junto a sus familias de acogida.