La oposición critica que las casas de apuestas hayan aumentado un 300% y Comunidad pide no alarmar

Ruleta, juego, casino, ludopatía
CONOR OGLE/WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 11/10/2018 18:21:46CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La oposición en la Asamblea de Madrid ha criticado que las casas de apuestas en la Comunidad hayan aumentado "un 300 por cien en cinco años" mientras que el Gobierno regional ha pedido que no se alarme con la cuestión, dado que las apuestas "solo suponen un 8,8 por ciento de las cantidades jugadas en la región".

Además, durante una comparecencia en el Pleno de la Asamblea, el diputado de Podemos Emilio Delgado, impulsor de la misma, ha afeado al Gobierno regional que no haya "hecho nada" en materia de control del juego. "Ni si quiera ha dedicado una fracción del uno por ciento de lo que se tributa en Madrid para la lucha contra la ludopatía", ha criticado.

Asimismo, el parlamentario ha asegurado que en muchos salones infantiles de la Comunidad de Madrid hay "tragaperras" pensadas para niños, en las que "están jugando menores". En este sentido, ha echado en cara a la consejera que "quizás" no tienen "los mismos intereses" a la hora de acabar de raíz con la ludopatía.

En este punto, Delgado ha exigido a la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo, que cese al director del Área de Ordenación y Control del Juego, Fernando Prats, y si no lo hace le ha pedido que dimita ella. "Son un peligro público, y si no lo hacen acudiremos al Defensor del Pueblo porque han faltado a la tutela de menores", ha sentenciado.

"FALTA DE CONTROL", DICE CS Y PSOE

Por su parte, la diputada de Ciudadanos Susana Solís ha afeado que ahora se puedan abrir casas de apuestas "al lado de centros educativos" o que se pueda acceder a ellas "sin ningún tipo de control".

"A todos nos preocupa esta situación menos al Gobierno. La ludopatía deja muchas víctimas en la Comunidad y son las que hoy deben ser nuestra prioridad. Esas personas son las más importantes, por eso pedimos más medios para que se reúnan con las asociaciones de afectados del juego y que reconozcan sus demandas y pedimos que luchen eficazmente", ha sostenido.

Mientras, la diputada del PSOE Paz Martín Lozano ha expuesto que la situación actual "ha superado con creces una normativa obsoleta que tiene más de 20 años y el sector del juego ha crecido exponencialemente con un mayor número de salones". Además, la diputada socialista cree que los salones no deberían ubicarse "en los barrios más desfavorecidos y con rentas más bajas".

"Falta regulación, planificación, control pero sobre todo falta eficacia en su gestión, porque en nuestra Comunidad son las dos únicas que no está regulada la distancia entre salones", ha incidido Martín Lozano.

UN TOTAL DE 606 LOCALES DONDE SE APUESTA

Por su parte, la consejera de Economía ha remarcado que solo existen 190 locales específicos de apuestas aunque también se puede apostar en los casinos, bingos, en los salones de juego y en una zona instalada en el estadio Santiago Bernabeú.

"Si sumamos todos los locales la cifra asciende a 606. No se puede afirmar que la oferta de apuestas sea muy elevada en la Comunidad, ya que solo pueden realizarse en dichos lugares donde no está permitida la entrada a menores ni apostar a personas que no lo tengan permitidas", ha dicho.

En este sentido, la consejera ha destacado que el Ejecutivo regional mediante su propia área de inspección del juego, junto con la Policía Nacional, realizan un "trabajo arduo" en materias de controles periódicos para detectar entre otras cuestiones si se les ha permitido la entrada.

Para reforzar esta labor, según ha desgranado Hidalgo, desde el mes de marzo la Unidad de Cooperación de la Comunidad de la Dirección General de Policía ha comenzado a realizar labores de inspección y juego. Así, ha explicado que en el año 2017 se incoaron un total de 389 expedientes, de los que solo correspondían a infracciones por menores 23.

SECTOR DEL JUEGO EN LA COMUNIDAD

Por otra parte la consejera ha puesto de manifiesto que el sector del juego genera entre 9.000 y 12.000 puestos de trabajo directos y cerca de 44.800 indirectos en la región, "a lo que hay que sumarle el apoyo que supone para muchos locales de hostelerías que existan máquinas de juegos en los mismos".

La autonomía cuenta, tal y como ha explicado Hidalgo, con dos casinos; dos salas apéndice, una por cada casino; 46 salas de bingo; 385 salones de juego y 190 salones específicos de apuestas. Las cantidades jugadas por los madrileños han pasado de 3.145 millones en 2013 a 3.934 en 2016, "un incremento del 25 por ciento y tres puntos por encima de la media nacional".

Y, en 2017, se ha gastado 4.337 millones de euros. "De las cantidades jugadas en juego privado, el 61,5 por ciento corresponde a máquinas, el 19 por ciento a casinos, el 8,8 por ciento a bingos y el 8,8 por ciento a apuestas", ha indicado la titular de Economía.

En cuanto a las máquinas del juego, el número total en 2017 era de 23.088, de las que 19.000 son del tipo B1, instaladas principalmente en hostelería. La medida de comunidades autónomas es de 390,24 máquinas instaladas por 100.000 habitantes, mientras que la región tiene 350,87 máquinas por cada 100.000 habitantes.

En materia de casinos, Hidalgo ha explicado que se experimentó una modificación sustancial con la apertura de dos salas apéndice en el año 2013, lo que supuso pasar de dos a cuatro locales. Las cantidades jugadas experimentaron "un descenso durante la crisis económica y con la aprobación de la ley antitabaco". Pero, a partir de ese año se ha experimentado un crecimiento constante y en 2017 ascendió a un total de 836,5 millones de euros.

"También se han incrementado desde 2013 las visitas a los casinos hasta 992.324. Sobre el subsector del bingo, que vive una delicada situación en España y en la Comunidad, con descenso constante del número de salas abiertas desde 1995", ha continuado explicando.

En la región, ha defendido la titular de Economía, "el descenso es del 56,6 por ciento y para evitar el cierre de salas se adoptaron medidas como bajada de impuestos, nuevas máquinas o nuevas modalidades de bingo". Gracias a ellas, "se ha recuperado en 2017 abriendo tres nuevas salas". Además, el descenso del número de salas ha ido acompañado de un descenso de las cantidades jugadas, que ha pasado de 676 millones a 385.

Por otro lado, el subsector de los salones de juego pueden explotar máquinas B2, máquinas B3 e incluir una zona de apuestas mientras que los locales específicos de apuestas, que están autorizados para ello y para tener máquinas B1.

Así, el número de salones de juego en la Comunidad de Madrid ha crecido de 270 en 2014 a 385 en 2017, lo que supone un incremento del 42 por ciento. "El 31 de diciembre de diciembre del 2017, la Comunidad tenía 5,92 por cada 100.000 habitantes, inferior a la media nacional", ha sostenido.

Contador