Osoro llama a la "globalización del amor" en un mundo en que "no se globalice la indiferencia"

Actualizado 15/08/2015 14:03:50 CET
Misa de la Virgen de la Paloma
EUROPA PRESS

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha presidido este sábado la misa solemne en honor a la Virgen de la Paloma, abogando en su homilía por construir un mundo en el que la "globalización del amor" evite que "se globalice la indiferencia".

En la misa, que ha comenzado a las 11 horas en la parroquia de La Paloma y San Pedro el Real, Osoro ha destacado que los fieles deben cambiar el mundo a través de "salir al camino de los hombres", "entrar en el corazón de los hombres" y "provocar alegría, felicidad, y proclamar la grandeza del hombre".

Osoro ha comenzado recordando la historia del cuadro de la Virgen situado en la Iglesia. "Una mujer - Isabel Tintero - al ver la imagen del lienzo, se la cogió a los muchachos, la retocó y la colocó en el portal de su casa, venerando aquella imagen y extendiendo esa veneración a cuantos quisieron hasta hoy".

El arzobispo ha empleado tres características de la virgen del óleo - su manto negro, túnica blanca y el rosario - para llamar a los fieles a considerarse "hilos de ese manto", a "construir la cultura de la vida, la cultura del encuentro, la civilización del amor" y evitar "distanciarnos los unos de los otros".

En este sentido, ha incidido en que los seres humanos están "creados para la comunión" y no para buscar "el interés personal o de grupo", por lo que hay que "poner al prójimo por encima de uno mismo", creando una "globalización del amor", un mundo "en el que nadie sea descartado y en el que todos nos volquemos hacia quien más lo necesite".

A la celebración religiosa han acudido la presidenta regional, Cristina Cifuentes; el consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán; la alcaldesa de Madrid en funciones, Marta Higueras; el concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, José Javier Barbero; las portavoces municipales de PSOE y Ciudadanos, Purificación Causapié y Begoña Villacís; y el portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna.

Para leer más