Piden tres años cárcel para una acusada de colgar en Internet música sin autorización de sus titulares

Daddy Yankee
GETTY - Archivo
Publicado 19/10/2018 13:08:34CET

Obtuvo un beneficio de 1.619,6 euros, mientras que la acusación cifra el perjuicio a los titulares en unos 110.427,60 euros

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará este miércoles a Elena D. H. por la supuesta comisión de un delito contra la propiedad intelectual, hechos por los que se enfrenta a tres años y seis meses de cárcel y una multa de 25 meses con una cuota diaria de 8 euros.

En su escrito, el fiscal expone que la procesada puso a disposición de los usuarios de Internet contenidos musicales protegidos por los derechos de propiedad intelectual sin la autorización de sus titulares.

Elena D. mantuvo esta lucrativa actividad ilícita, como mínimo entre el año 2013 y hasta el 18 de mayo de 2017. En concreto, entre junio de 2013 y mayo de 2016, la procesada subió a la Red y publicó en tres websites de descargas un total de 24.969 enlaces.

Según la Fiscalía, con el desarrollo continuado de esta actividad, la acusada obtuvo, desde marzo de 2014 hasta el 18 de mayo de 2016, un beneficio que alcanza un valor total de 1.619,6 euros.

Con motivo de estos hechos el representante legal de la Asociación de Derechos de Propiedad Intelectual (AGEDI), en fecha 26 de agosto de 2016, interpuso una denuncia, calculando, aproximadamente y de forma estimativa, que el perjuicio causado a los distintos productores fonográficos, socios de AGEDI, por las descargas de contenidos musicales, ascendería a 110.427,60 euros.

Cuando los agentes del Grupo VIII de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid practicaron la entrada y registro en el domicilio de la acusada, de acuerdo con el auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 de Coslada (Madrid), se incautaron de diverso material tecnológico e informático necesario para desarrollar la actividad ilícita denunciada, así como varios cuadernos con anotaciones y un resguardo bancario de la Caixa.