Actualizado 18/12/2017 18:10 CET

El presunto agresor de Sonia Gumpert declara este miércoles ante la jueza tras el altercado en las elecciones del ICAM

La decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert
COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRID

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fundador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), Alejandro Pintó, su hijo y otras dos personas vinculadas a la organización deberán responder este miércoles a la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid por la presunta agresión y amenazas de muerte a la decana del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), Sonia Gumpert, durante la jornada electoral de la institución el pasado miércoles.

Según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas, estas cuatro personas han sido citadas este miércoles a las 12 horas en los juzgados de Plaza de Castilla, donde la magistrada María Luisa Prieto Ramírez les tomará declaración tras estimar el pasado viernes indiciariamente la existencia de un delito de atentado contra la autoridad, otro de lesiones y uno de amenazas.

En torno a 16 horas del pasado viernes el juez citó a Gumpert y a los Pintó para celebrar un juicio rápido por lesiones leves. Sin embargo, tras realizar la prueba forense sobre las lesiones en el pómulo derecho de la decana, la no comparecencia de varios testigos y la petición de la defensa de la decana de la incurrencia de un delito de atentado contra la autoridad, el juicio ahora previsiblemente irá por la vía ordinaria.

Durante la vista también se procedió al visionado de un vídeo de las cámaras de seguridad del hall del hotel, en el que según ha relatado el abogado de Gumpert se puede observar "parte de la agresión" ocurrida durante el escrutinio electoral del pasado miércoles.

"En el vídeo se ve a la decana esperando el ascensor sin dirigirse a nadie, acompañada por dos compañeros. Entonces llegaron Alejandro Pintó, su hijo y los otros dos acusados, que impidieron que el ascensor se cerrara y ahí se produjo la agresión", asegura el letrado, que se mostró "muy satisfecho" por la apertura de diligencias previas tras la "vil agresión a una mujer".

"Menos mal que estaba acompañada... si no, no sabemos lo que podría haber ocurrido", ha apostillado el abogado.