Publicado 10/09/2020 16:19:15 +02:00CET

PSOE, Mas Madrid y Unidas Podemos acusan a la Comunidad de beneficiar a residencias privadas con regalos "fraudulentos"

El diputado socialista José Carmenlo Cepeda
El diputado socialista José Carmenlo Cepeda - Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos han lamentado la "nefasta" gestión que está realizando el Gobierno regional con las residencias de mayores y le han acusado de beneficiar a centros privados con "regalos fraudulentos".

En declaraciones a los periodistas tras la información de la 'Cadena Ser' que señala que Madrid pagó más de 20 millones a las residencias privadas por las plazas vacantes durante la pandemia, el portavoz adjunto del PSOE, José Cepeda, ha tachado este hecho de "escándalo" y "un elemento más de la nefasta gestión" que está llevando a cabo el Gobierno regional.

En esta línea, el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, ha criticado que el Ejecutivo autonómico "se niegue" a reforzar la Atención Primaria y a contratar más rastreadores y después "haya beneficiado más de 20 millones de euros a empresas privadas". "Es una vergüenza que en un momento tan crítico como este veamos regalos fraudulentos a empresas amigas mientras no se refuerza nuestra sanidad pública", ha lamentado.

Por su parte, la diputada de Unidas Podemos-IU Paloma García cree que este es un hecho "made in PP" que se dedica a "esquilmar lo público y a dar regalos a las empresas privadas a través de contratos de emergencia para los que no tienen ninguna transparencia".

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Las sorprendentes imágenes de Enrique Ponce, nunca vistas antes, con Ana Soria

  2. 2

    Fallece 'Quino', el creador de Mafalda

  3. 3

    El BOE publica la prórroga de los ERTE y de las ayudas para autónomos hasta el 31 de enero de 2021

  4. 4

    El Congreso rechaza las medidas contra la 'okupación' pedidas por Ciudadanos, PP y Vox

  5. 5

    Moncloa advierte que la restricción a la movilidad es "de obligado cumplimiento" y da 48 horas para cumplirla