Sabanés ironiza con la "radicalidad ideológica" que supone Madrid Central con un modelo similar al de Londres o París

Publicado 25/10/2018 10:34:43CET

Sabanés ha cargado contra el modelo del PP, propio del "siglo pasado y determinado por lobbies, más que preocupados por la ciudadanía"

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha ironizado con la "radicalidad ideológica" que supone aplicar Madrid Central, una zona de bajas emisiones similar a las de ciudades inglesas, francesas, alemanas, belgas, danesas o suecas.

"Llevan (al PP) predicando el caos durante tres años pero el caos no llega", ha lanzado a la bancada popular en el Pleno extraordinario de Cibeles sobre Madrid Central, convocado a instancias del PP. Será el lunes, en una Junta de Gobierno extraordinaria, cuando el Ejecutivo apruebe Madrid Central, que empezará a andar el 30 de noviembre para situar a la capital española a "la vanguardia de las ciudades europeas".

Sabanés ha cargado contra el modelo del PP, propio del "siglo pasado y determinado por lobbies, más que preocupados por la ciudadanía". Su discurso es "antiguo, oscuro, trasnochado, crispado" y cargado de "populismo y demagogia". "Nuestra responsabilidad es preservar la salud de los madrileños", ha añadido.

La delegada ha recordado que Madrid Central se enmarca en el plan estatal de calidad del aire, firmado por el PP, en el Plan Azul de la Comunidad y en el dictamen de la UE, que insta a Madrid y a España a tomar medidas concretas e implantar restricciones de tráfico y zonas de bajas emisiones.

"Y ahora vamos a esta radicalidad loca de poner muros en Madrid. Somos igual de radicales que Francia, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Austria...", ha contestado irónicamente a la concejala del PP Inmaculada Sanz.

También ha subrayado que el Plan A es de obligado cumplimiento y que gracias a él "se ha liberado a España de una multa millonaria" dado que la UE lo ha visto viable, con medidas de reducción de la intensidad del tráfico con zonas de bajas emisiones y con la transformación gradual de la flota, donde se enmarca el etiquetado ambiental.

"Eso lo introdujo su gobierno. ¿Pensaban que querían enviar una pegatina a los automovilistas para que les quedara bonito en su coche?", ha preguntado irónicamente a la concejala del PP.

Sabanés ha puesto sobre la mesa que Madrid Central supondrá una reducción de la contaminación que puede llegar al 40 por ciento dado que la medida afecta a los coches más contaminantes y a los que circulan por un mayor número de kilómetros, en referencia a los trayectos de paso.

Igualmente ha destacado que son herederos de las Áreas de Prioridad Residencial (APR). "Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella lo anunciaron y nosotros lo hacemos, esa es la gran diferencia", ha replicado.

Madrid Central entrará en vigor el 30 de noviembre por fases. Será a primeros de diciembre cuando comience a funcionar en pruebas. A principios de enero arranca el periodo de apertura de altas de firmas vía telemática para, a finales de enero, producirse las altas presenciales de colectivos en 26 oficinas de Línea Madrid, en el 010 y a través de Twitter. Posteriormente comenzará el envío de cartas informativas y avisos por haber sido captados sin la debida autorización.