Publicado 03/09/2022 23:01

Sadiq evita otro buen botín para el Atlético

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el gol de Morata ante la Real Sociedad
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el gol de Morata ante la Real Sociedad - CLUB ATLÉTICO DE MADRID

Un gol del nigeriano da el empate (1-1) a la Real Sociedad ante un rival al que le volvió a faltar control del partido

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Real Sociedad y el Atlético de Madrid firmaron este sábado tablas (1-1) en el Reale Arena tras un encuentro donde los locales dominaron más y conocieron rápidamente el acierto del relevo elegido para suplir a Alexander Isak, un Umar Sadiq que igualó el tempranero tanto de Álvaro Morata y evitó que los de Diego Pablo Simeone se llevasen otro buen botín a domicilio.

El conjunto colchonero volvió a dejar una imagen un tanto gris, sobre todo en lo referente a control del partido y juego ofensivo, pero, como ya hiciese el pasado lunes en Mestalla, fue eficaz y tuvo pocas, pero buenas, ocasiones para haber logrado un premio mayor para no descolgarse ya a cinco puntos del líder Real Madrid. Los de Imanol Alguacil pusieron mucho ímpetu y fueron superiores durante muchos minutos, aunque al final sufrieron para arañar el punto.

El Atlético supo salir airoso en los primeros 45 minutos del mejor juego de su rival y de un ambiente ruidoso y tenso, sobre todo en el tramo final. No le vino nada mal para afianzar su confianza el tempranero gol de Morata, atento en un saque de esquino generado tras un primer aviso que no supo culminar Joao Felix.

Pero el Atlético no le pudo dar continuidad y fue el conjunto donostiarra el que tomó el mando, apoyado en su buena presión y en la velocidad de un animado Ali Cho, la novedad de Imanol Alguacil en el once junto a la del noruego Sorloth, elegido en detrimento del recién llegado Sadiq.

Los visitantes no se pudieron sacudir el dominio realista, pero no perdió su ventaja pese a las continuas llegadas de su rival, que rozó el empate en un lanzamiento al palo de Merino. David Silva también tuvo la suya con un remate demasiado flojo en buena posición y mejor fue, desde más lejos, el Brais Méndez, bien repelido por Oblak.

Los de Simeone no podían salir ni siquiera al contragolpe con soltura, pero cada vez que se asomaban al área de Remiro, asustaban. De hecho, Morata no perdonó otro balón perdido en el área para hacer el 2-0, anulado finalmente por el VAR por mano previa de Joao Felix.

Ese parón para que Soto Grado consultase el monitor le vino bien a los colchoneros que aunque vieron su ventaja perdida, pudieron controlar mejor el choque y Giménez rozó entonces el 0-2 en dos ocasiones, con un cabezazo y con un tremendo disparo que desvió magistralmente Remiro. Los minutos finales fueron de los locales y muy tensos, con tarjetas y enfado de la grada ante lo que consideraban las segundas amarillas para Saúl y De Paul.

SADIQ DEMUESTRA QUE TRAE GOL

Alguacil no esperó mucho más y para el segundo tiempo decidió meter ya de inicio a su nuevo fichaje en busca de más poderío ofensivo y un mejor socio para Ali Cho. Simeone prefirió más 'blindaje' con la entrada de Kondogbia por el amonestado Saúl y retrasar a Carrasco como carrilero. Le salió mejor al guipuzcoano porque el nigeriano hizo el empate a los pocos minutos tras un buen envío de Ali Cho. Esta vez el VAR no entró ante el impacto en la mano en el remate.

La Real continuó insistiendo, pero chocando con la zaga visitante. El Atlético aguantó esperando que el paso de los minutos le diesen más aire y espacios, aunque el 'Cholo' fue ambicioso metiendo a Griezmann en su 'minuto' favorito (63) por De Paul, aunque no tuvo el mismo efecto que ante el Valencia.

El tramo final fue algo más equilibrado porque los 'txuri-urdines' fueron perdiendo fuelle, por el desgaste y porque los cambios no fructificaron. El equipo madrileño lo manejó bien y sólo tuvo el susto de la lesión de Oblak tras un choque con Reinildo en un gol anulado a Sadiq, y también fue el que más cerca estuvo del gol del triunfo. Correa no supo definir un gran pase de Joao Felix y el portugués, en el minuto 98, obligó a Remiro a meter una buena mano, con Zubimendi tapando el remate posterior a Koke.

Contador

Más información