Actualizado 25/06/2010 16:14 CET

Los servicios jurídicos municipales estudian el fallo sobre el 'Minivaticano' y el Ayuntamiento pide "prudencia"

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid están estudiando la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que ayer falló que el proyecto de la Cornisa de San Francisco el Grande, donde la Iglesia quiere construir el llamado 'Minivaticano', queda anulado, por lo que los responsables municipales pidieron "prudencia" antes de opinar sobre la decisión judicial.

El TSJM ha anulado el acuerdo del Consejo de Gobierno de octubre de 2007 por el que se dio luz verde a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid en el entorno de la Basílica de San Francisco el Grande, al considerar que la intervención carece de un plan urbanístico "protector".

La delegada de Urbanismo y Vivienda de la capital, Pilar Martínez, indicó hoy que "en estos momentos los servicios jurídicos están estudiando" el fallo, por lo que "aún no hay criterio ni posición" sobre si se recurrirá la sentencia o si se intentará seguir adelante con el proyecto.

"Estamos valorando la sentencia, no puedo pronunciarme ahora sobre el asunto. Esperemos, porque la sentencia acaba de llegar, y lógicamente hay que saber de qué se habla. Así que prudencia hasta que conozcamos la profundidad de lo que se dice", apostilló la edil.

Además, recordó que el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón sólo "renegoció el convenio", que data de 1979 con una adenda de 2003, y que lo dotó de edificabilidad, "propiciando la existencia de una zona verde de uso público e incrementando las dotaciones públicas para la ciudad".