Trabajadores del Clínico mantienen hoy sus paros en contra de la "destrucción del empleo público" en la Comunidad

Actualizado 30/09/2008 14:26:13 CET

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores del Hospital Clínico San Carlos mantienen hoy sus paros por la mañana y por la tarde en contra de la "destrucción del empleo público", que, a su juicio, está llevando la Consejería de Sanidad en la Comunidad, según informó hoy el Movimiento Asambleario de los Trabajadores de Sanidad (MATS).

A lo largo del día de ayer, se llevaron a cabo dos concentraciones en el Hospital Clínico San Carlos en contra de esta situación que, según el sector sanitario, podría acabar con cerca de 10.000 puestos de trabajo. Por la mañana acudieron unos 250 trabajadores mientras que por la tarde unos 150, "con el posicionamiento firme de no tolerar ni un solo despido" en su Área, teniendo en cuenta, además, que las plantillas "son claramente insuficientes".

En ambas concentraciones, se corearon consignas a favor de la Sanidad Pública y de repulsa contra la Privatización y la Política Sanitaria del Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid.

La Dirección del centro, a través del subgerente y del director de Gestión, no garantizó la renovación de los contratos, al reconocer que no tienen autonomía en la contratación, sobre todo desde que recibieron la resolución de la Dirección General de Recursos Humanos del pasado 31 de julio.

A través de esta resolución se prohíbe expresamente la contratación de personal no sanitario con carácter eventual y la del sanitario en casos excepcionales, con una duración máxima de tres meses, dificultándose el nombramiento de interinos y "haciendo prácticamente imposible la cobertura de ausencias", denuncian los trabajadores.

Por esa razón, el MATS mantendrá para hoy las concentraciones en los turnos de mañana y tarde, y ante la petición de unidad sindical por parte de los trabajadores, hoy se celebrará también una reunión de los sindicatos del Área, de cara a buscar la unidad de acción contra esta política, destinada a trasvasar financiación y empleo público al sector privado.

El acto de ayer también sirvió para solidarizarse con los compañeros de otros hospitales que se están movilizando, o sufriendo las consecuencias de esta agresión, así como de la Atención Primaria y SUMMA 112.