Trece colectivos profesionales tachan la libre elección de médico de "chocolate del loro" que "no soluciona la masificación"

Actualizado 10/03/2009 14:52:16 CET

Denuncian que hay 45.000 niños sin pediatras por la ausencia de profesionales, que soportan en total 33 millones de consultas al año

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Trece asociaciones profesionales firmaron hoy un alegato contra los proyectos de Libre Elección y Área Única Sanitaria que pretende implantar la Comunidad de Madrid y que definen como un "chocolate del loro" dado que no soluciona los problemas de "masificación" y "falta de motivación" de médicos y enfermeros.

Durante la exposición argumental previa a la firma realizada hoy en el Colegio de Médicos de Madrid, el presidente de la Sociedad Madrileña de Medicina General, Francisco José Sáez, afirmó que el plan de la Consejería de Sanidad se asienta en sistemas informáticos que a día de hoy "no funcionan", tras "la inversión de seis millones de euros en el reciente programa informático".

"Actualmente es como el chocolate del loro, en el que se venda algo apetecible al ciudadano que se sustenta en la nada. En realidad, necesitaría muchos requisitos para ponerlo en marcha: una utopía", dijo Sáez.

Como ejemplo, mencionó que el anterior consejero de Sanidad, Manuel Lamela, anunció hace tres años la implantación de la receta electrónica "que a día de hoy no funciona", por lo que los actuales proyectos serán una "enésima chapuza". "Nos van a mandar al Carrefour para comprar el pan, cuando ellos van a Loewe a comprar la carne", apostilló.

Por su parte, la representante de la Federación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (FEMYTS), Ana Jiménez, señaló que en la actualidad los profesionales sanitarios se encuentran desbordados por la "burocracia" y "desmotivados" porque soportan "malos horarios y no tienen suplencias" y no tienen tiempo para la docencia y la investigación. En este sentido, precisó que atienden al año 33 millones de consultas.

"En la última encuesta, los pacientes mostraron su satisfacción por la atención primaria. Entonces, si el actual modelo no ha fallado, ¿por qué quieren implantar uno nuevo que no aborda estos problemas y los de la masificación?", dijo.

A continuación, Jiménez formuló un símil entre la libre elección de médico y la libre elección de profesor por parte de los padres. Así, llegó a la conclusión de que el proyecto que planea el departamento que dirige Juan José Güemes es una "barbaridad" que "deteriora" la calidad de la salud, porque, a su juicio, dejaría de estar planificada.

MÁS 45.000 NIÑOS SIN PEDIATRA

Sobre la masificación también incidió, esta vez con datos, la representante de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria, Concha Sánchez, que reveló que en la actualidad, en la Comunidad de Madrid hay más de 45.000 niños sin pediatras, ya que "sólo cuatro de cada cinco plazas están cubiertas por titulados de esta especialidad".

Igualmente, denunció que el tiempo dedicado a cada niño se está reduciendo y que más de la mitad de los pediatras no tienen enfermeros dedicados en exclusiva a los pequeños. Por ello, Sánchez reveló que muchos pediatras se están comenzando a trasladarse a regiones limítrofes o a la Sanidad privada con el objeto de "poder conciliar la vida laboral y familiar".

En la misma línea, el portavoz de la asociación de profesional de médicos y facultativos de la ciudad de Madrid (CSIT-UP SIME) destacó que en la Comunidad de Madrid el cupo de pacientes por médico está "sobredimensionado" porque, según sus datos, supera en un 20 por ciento a la media nacional.

Además, criticó que con el proyecto de Área Única y de la libre elección de médico se aumentará este cupo porque su remuneración "irá ligada al número de enfermos asistidos". "Cuando importa la cantidad y no la calidad las consecuencia son la masificación, los turnos poco flexibles, la rotura del espíritu de equipo y la desmotivación de los profesionales", denunció el portavoz.

Por otra parte, la presidenta de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria en Madrid (SEMERGEN-Madrid), Carmen Valdés, abogó por la valoración del papel del médico de familia y su cercanía al ciudadano, por la participación de la población en su propia salud y por el aumento de los recursos. "Estamos obligados a definir nuestro programa y debemos adecuar el número de pacientes por médico", apuntó.

"NO ESTAMOS PARA MONTAR REVUELTAS"

Por último, el presidente de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (Somamfyc), Paulino Cubero, se quejó de que mientras Güemes pretende poner en marcha "la insensatez" del Área Única, los 200 médicos prometidos para 2008 y 2009 por Lamela, "no han llegado".

Cubero afirmó que apuestan por el diálogo con la viceconsejera de Sanidad, Belén Prado, porque, según explicó, "hasta ahora sólo ha dicho que esto es así y que las asociaciones aporten ideas para la adornar la guinda del pastel". "Somos organizaciones científicas, además de profesionales, y no estamos para montar revueltas ni posicionarnos políticamente. Eso sí, se se pone en peligro la salud de los pacientes con el nuevo proyecto, se planearán las medidas oportunas", concluyó el presidente de Somanfyc.

A parte de las asociaciones mencionadas, el alegato también contó con la rúbrica de la sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha, con la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria, con la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, con la Asociación Profesional de Informática Sanitaria de la Comunidad de Madrid, con la Asociación Madrileña de Salud Pública y con la Asociación par ala Defensa de la Sanidad Pública de Madrid.