El TSJM ratifica la condena a un hombre y su yerno por intentar asesinar a un vecino con tres disparos en Vallecas

Publicado 07/08/2019 10:04:39CET
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM)
Sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) - EUROPA PRESS - Archivo

"Le voy a dar una pistola a mi yerno para que te haga un agujero", amenazó a la víctima el suegro mientras blandía un hacha

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ratifica la condena a un hombre y su yerno por intentar asesinar a un vecino en Puente de Vallecas al dispararle tres veces con un arma de fuego y provocarle un accidente de tráfico.

La Audiencia Provincial de Madrid falló en enero a favor de la víctima, consideró a ambos responsables de un delito de asesinato en tentativa y los condenó a 7 años y seis meses de prisión, según relata la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

Además, también establece una pena accesoria que prohíbe aproximarse a la víctima a menos de 500 metros durante 8 años y obliga a pagar los daños a los vehículos que fueron dañados en el transcurso de los hechos. Ante esta sentencia ambos presentaron sendos recursos de apelación, que finalmente han sido desestimados.

Así, entiende probados los hechos expuestos en el proceso, que tuvieron lugar alrededor de las 16 horas del 13 de noviembre de 2016, en la calle Javier de Miguel de Puente de Vallecas.

La sentencia explica que el hombre y su yerno estaban manteniendo una discusión "muy fuerte" con su vecino, la víctima, y que durante ésta el suegro, con un hacha en la mano, exclamó 'Te vamos a matar, que siempre estás igual, le voy a dar una pistola a mi yerno para que te haga un agujero'.

Ante esta situación, las familias de ambos intercedieron y les separaron. La víctima huyó de lugar en su vehículo. Quince minutos después volvió y le estaban esperando los condenados entre los coches aparcados.

Así, el suegro entregó un arma de fuego a su yerno, quien disparó a la luna del coche, haciendo a la víctima perder el control del vehículo, que se quedó volcado en la calzada.

Mientras intentaba salir del mismo, en el que permanecía atrapado, el yerno se aproximó al coche y disparó tres veces que le alcanzaron en la pierna izquierda dos veces y en el brazo izquierdo la otra bala.

Según indica la sentencia, todas estas heridas afectaron a tejidos musculares y ninguna dañó ni órganos ni vasos o nervios importantes. Para recuperarse de las mismas precisó cirugía y permaneció 36 días hospitalizados. Entre las secuelas del episodio se encuentra un trastorno por estrés postraumático de intensidad leve, además de las cicatrices de los orificios de entrada y salida.

Durante el suceso también resultaron dañados otros cuatro vehículos, cuyos costes de reparación también tendrán que asumir los condenados.