Actualizado 05/05/2012 13:37:05 +00:00 CET

ULEG pide ampliar el horario de OMIC ante la "avalancha" de reclamaciones contra compañías de suministros

Representantes De ULEG En Rueda De Prensa
EUROPA PRESS

La formación pedirá al Pleno la creación de un colegio de arbitraje

LEGANÉS, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El partido independiente 'Unión por Leganés' (ULEG) ha pedido la ampliación del horario de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) tras detectar una "avalancha" de denuncias vecinales por presuntos "abusos de las compañías de telefonía, luz, gas y entidades financieras".

En este sentido, ULEG ha recordado que la OMIC sólo presta atención al público tres días a la semana y exclusivamente en horario de mañana, lo que hace que muchos vecinos "desistan" de interponer la correspondiente reclamación, ante el "aumento significativo de las denuncias vecinales" contra los "abusos" de las compañías.

Según los independientes, las consultas y quejas de los ciudadanos corresponden, generalmente, a pagos y servicios de telefonía, Internet, electricidad y suministro de gas, y son de escasa cuantía, por lo que "hace que la vía más efectiva no sea la judicial, por su elevado coste, sino un asesoramiento y reclamación por este tipo de órganos".

Ante ello, el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha asegurado que pedirá al Pleno municipal la creación de un "colegio arbitral", así como que "se potencie" el servicio de la OMIC "ampliando la atención al ciudadano tanto presencial como telefónica al horario de tarde".

"Es inexplicable que, en estos tiempos de crisis en los que muchos ciudadanos no disponen de recursos para pagar consultas o pertenecer a asociaciones de consumidores, se estén dando tantos casos de abusos por parte de las empresas de telefonía, electricidad o suministro de gas y no se pueda acceder a este servicio municipal", ha señalado Delgado.

La formación ha recordado que, ya en 2009, solicitó que se negociara con la Administración regional la implantación de un colegio de arbitraje al que estuvieran adheridos las grandes empresas y los pequeños comercios para implantar un sistema de intermediación de conflictos.