Actualizado 13/05/2011 13:30 CET

UPyD plantea fusionar universidades, reducir las asignaturas en ESO y abrir los colegios en julio para recuperación

Luis De Velasco Y David Ortega, Durante Un Mitin
EUROPA PRESS/UPYD MADRID

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) plantea, en caso de gobernar la Presidencia de la Comunidad de Madrid, fusionar universidades públicas, reducir las asignaturas en el periodo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y abrir los colegios en julio para que los alumnos puedan recuperar las materias suspendidas.

"La Educación Secundaria debe proporcionar a los alumnos conocimientos de alto nivel científico, técnico, artístico, literario, etc. Se estudiará la reducción del número de asignaturas en los primeros cursos, así como dedicar una hora diaria a las asignaturas de Lengua y Matemáticas, y a Inglés en los centros no bilingües", han concretado.

Asimismo, estudiarán la posibilidad de que, durante el mes de julio, se ofrezcan en los centros de Secundaria clases de recuperación para aquellas materias con mayor número de suspensos, impartidas por licenciados contratados al efecto.

En el programa con el que se presenta el partido magenta a la Presidencia regional garantiza, además, entre otras cuestiones, el acceso gratuito a la Educación Infantil "en toda la etapa", en especial para los hijos de familias de menor renta, así como velar por que esta etapa tenga un carácter preparatorio par la educación primaria "y no meramente asistencial".

También apuestan por limitar la burocracia escolar y por que los profesores se centren en el aprendizaje de los alumnos "enfocados a obtener buenos resultados". "La Administración debe precisar claramente lo que debe aprender cada año, así como establecer refuerzos que impidan que haya alumnos que pasen de curso sin el nivel necesario, y que limiten la repetición de curso y el abandono escolar", añade el programa de UPyD en la Comunidad en materia de Educación.

IDENTIFICAR A DOCENTES MEDIOCRES

Asimismo, promete reconocer el trabajo del profesor, que debe ser evaluado con criterios técnicos y objetivos, e incentivado en función de objetivos educativos alcanzados y de condiciones laborales de especial dificultad. Eso sí, también piden que se identifique a aquellos docentes "mediocres".

Respecto a la admisión de alumnos, el partido de Rosa Díez pide fomentar el control inspector de prácticas contrarias a la Ley que limiten o impidan la admisión de alumnos en centros sostenidos con fondos públicos.

A su juicio, debe promoverse una distribución homogénea entre centros públicos y concertados de alumnos "procedentes de capas sociales desfavorecidas, siendo para ello fundamental que la red pública recobre la calidad perdida y con ello la confianza de las familias". Por ello, creen que hay que aumentar la cuantía de las becas y ayudas a la educación para familias de rentas bajas, "aunque no posean la condición de familia numerosa".

REDUCCIÓN DE TÍTULACIONES UNIVERSITARIAS

En materia de universidades, una de las promesas más relevantes de Unión, Progreso y Democracia es la "racionalización" del número de universidades públicas mediante fusiones "en función de proximidad geográfica o la complementariedad académica, así como de titulaciones universitarias considerando el número de alumnos matriculados".

Asimismo, el partido propone retomar la idea de un catálogo de titulaciones y la elaboración de directrices específicas para cada una de ellas, "a fin de obtener la homogeneidad necesaria para garantizar la movilidad de los estudiantes promovida por Bolonia".

Sobre la admisión del alumnos, UPyD cree que el "alto fracaso estudiantil" demuestra conveniencia de implantar un sistema de acceso "más riguroso" que permita la realización de pruebas específicas en las titulaciones en que se estime necesario.

Al mismo tiempo, considera que "conviene reducir el número de convocatorias suficientes para aprobar una asignatura", y establecer unos límites de extensión del estudio de una carrera. Superados estos límites, únicamente podrá continuar los estudios en centros públicos de la UNED, según el programa de la formación magenta.

Por otro lado, proponen el establecimiento de horarios de jornada lectiva continua (mañana o tarde) que permitan a los estudiantes realizar prácticas en empresas e instituciones de media jornada, simultaneándolas con los estudios. Según explican, con ello se conseguirá "la formación en competencias en diversos centros de trabajo y que se apliquen los conocimientos al entorno laboral con anterioridad a la finalización del período universitario".