Vecinos del barrio de La Estación se manifiestan este domingo contra la construcción del nuevo crematorio

Publicado 05/04/2014 15:59:37CET

VALDEMORO, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de vecinos del barrio de La Estación de Valdemoro han convocado una manifestación para este domingo a las 12 horas en la quieren expresar su oposición a la construcción del nuevo crematorio previsto en la localidad debido a motivos de "salud", ya que entienden que las emisiones podrían ser perjudiciales para la salud.

Según la convocatoria repartida por el municipio, el crematorio se construirá en una zona próxima a "viviendas, colegios, guarderías, un instituto y centros deportivos", al tiempo que alerta de que existen "evidencias científicas y legislativas" de que estas instalaciones pueden provocar en sus inmediaciones "un incremento de enfermedades como diversos tipos de cánceres y tumores y aumento del número de abortos y malformaciones".

La marcha está prevista para las 12 horas desde el Paseo del Prado y finalizará con la lectura de un manifiesto elaborado por los vecinos en la Plaza de la Constitución, frente al Ayuntamiento.

Una de las vecinas convocantes de la marcha, Begoña Corral, ha manifestado en declaraciones a Europa Press que "los patios de los colegios en los que están los niños están muy cerca", por lo que las sustancias tóxicas "les va a caer encima".

Corral además ha criticado que el equipo de gobierno no haya consultado con los vecinos antes de realizar esta adjudicación, a pesar de que "ha cobrado por adelantado el canon económico de los próximos veinte años con la empresa, con lo cual hacen negocio ahora y dejan hipotecados a los que vengan detrás".

AYUNTAMIENTO EXPLICA QUE CUMPLE CON LA LEY

La construcción de este crematorio se incluye en un proyecto aprobado en Junta de Gobierno que desde el pasado mes de enero externaliza la gestión del cementerio municipal y marca una ampliación de la instalación.

El nuevo crematorio se levantará sobre un espacio de 800 metros cuadrados en la entrada del recinto e incluirá salas de incineración o ceremonia, mientras que el cementerio se ampliará con 78 nuevas unidades de enterramiento para tres y cuatro cuerpos.

Hace unas semanas el portavoz del equipo de Gobierno, Javier Hernández, defendía el emplazamiento de este nuevo servicio en el recinto del cementerio, ya que "el Reglamento de Sanidad Mortuoria de la Comunidad de Madrid aconseja su instalación en los camposantos y no establece distancias mínimas para la ubicación de una instalación de estas características".

Fuentes municipales han aclarado además que la empresa PRISAN UTE, adjudicataria del Servicio Público de Cementerio y Tanatorio Municipal, deberá ejecutar las obras de construcción del crematorio cumpliendo todos los requisitos legales y técnicos, entre los que se encuentra la Declaración de Impacto Ambiental que emite la Comunidad de Madrid.

Además, según estas fuentes, la empresa será quien aporte el medio millón de euros que hay que invertir para realizar la ampliación del cementerio y entregará al Ayuntamiento un canon anual por la gestión de ambos servicios, importe que se destinará a financiar otros servicios públicos municipales, al tiempo que se hace cargo de la actual plantilla y se compromete a mantener el empleo.

LA OPOSICIÓN CRITICA EL PROYECTO

Por su parte el PSOE de Valdemoro llevó hace unas semanas al Defensor del Pueblo la privatización del cementerio y la construcción del crematorio, ya que en su opinión supondrá un incremento en las tasas que paguen los vecinos y creen que el crematorio está previsto en una zona urbana cercana a colegios e institutos, por lo que podría vulnerar la ley.

Al mismo tiempo, desde el grupo municipal de Izquierda Unida han rechazado la actuación del gobierno local y han denunciado la "falta de legitimidad de la decisión unilateral tomada por el PP de privatizar la gestión de estos servicios sin contar con la ciudadanía, al no ser una medida incluida en su programa electoral".