Publicado 03/02/2021 20:59CET

Vecinos de la Cañada llevan sus protestas a la Asamblea de Madrid tras cuatro meses sin luz y el paso de 'Filomena'

Vecinos de los sectores V y VI de la Cañada Real Galiana se manifiestan frente a la Asamblea de Madrid
Vecinos de los sectores V y VI de la Cañada Real Galiana se manifiestan frente a la Asamblea de Madrid - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de los sectores V y VI de la Cañada Real Galiana llevarán este jueves sus protestas frente a la Asamblea de Madrid para reclamar el restablecimiento del suministro eléctrico en la zona tras tres meses cortados; un tiempo en el que sus habitantes han vivido a oscuras, entre otros, la Navidad y el paso de la borrasca 'Filomena'.

Este jueves, además, el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, intervendrá en el Pleno del parlamento madrileño para responder, a petición del Grupo Socialista, sobre la situación actual de este enclave chabolista.

En el mes de octubre comenzaron los cortes del suministro eléctrico, ya que, según la suministradora, hay sobrecargas de la red a raíz de los enganches ilegales al tendido, que estarían vinculados, según la Comunidad, a plantaciones de marihuana en la zona que provocarían un "consumo industrial".

Estas plantaciones de marihuana han sido el principal punto de fricción entre la Delegación del Gobierno en Madrid y la Comunidad, ya que la primera asevera que se ha actuado en reiteradas ocasiones en el enclave, pero que para ello necesitan un mandato judicial.

Asimismo, el delegado, José Manuel Franco, ha solicitado en reiteradas ocasiones que no se utilice esta cicatriz urbana como "arma arrojadiza" entre administraciones.

Una visión que no comparte el Gobierno de Ayuso, quien ha reiterado a lo largo de estos meses que el problema son las plantaciones y ha instado a la Delegación a que despliegue un "operativo" especial para acabar con ellas.

NAVIDAD A OSCURAS Y FILOMENA EN CASA

Así, ha ido pasando el tiempo y conforme se acercaban las Navidades las manifestaciones de los vecinos pidiendo la luz se incrementaron, especialmente por las limitaciones de aforo en casas durante estas celebraciones a raíz del Covid, lo que impedía reunirse en casas con luz.

Un día después de los Reyes Magos llegaba a Madrid la borrasca 'Filomena', que tiñó de blanco la región e hizo descender con agresividad los termómetros. En ese momento el Ayuntamiento de Madrid ofreció a sus habitantes trasladarse a una antigua fábrica de muebles y al polideportivo Cerro Almodóvar por el temporal para ser así atendidos.

Una medida que se rechazó, ya que entendían que eso mostraba la "nula voluntad" del Consistorio para atajar los problemas eléctricos en el enclave. Una decisión que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, criticó en el Pleno de la Asamblea de Madrid celebrado el 21 de enero, cuando aseveró que las familias no se fueron de sus casas "por miedo a que les okuparan sus chabolas".

NATURGY OFRECE A RIVAS UNA BRIGADA PARA ELIMINAR ENGANCHES

Pasadas ya las Navidades y la borrasca, desde la empresa suministradora de electricidad, Naturgy, se ofreció al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid --en el que está el Sector V-- desplegar una brigada para eliminar los enganches en la Cañada y así intentar solucionar el problema de abastecimiento.

La empresa había recalcado unos días antes, el 7 de enero, que "nunca" había cortado la luz a los vecinos de la zona, sino que se debía a sobrecargas en la red. De hecho, durante el temporal llevaron bombonas de butano a la Cañada ante la negativa de los vecinos a irse.

En esa misma semana los alcaldes de Madrid y Rivas, José Luis Martínez-Almeida y Pedro del Cura respectivamente, se reunieron para atajar la situación de la Cañada y llegaron a la conclusión de que era necesaria una reunión que sentase en la misma mesa a ambos regidores, a Delegación del Gobierno y a la Comunidad para dar "un nuevo impulso" a los realojos.

DENUNCIA CONTRA NATURGY Y LA COMUNIDAD

En diciembre, afectados por los cortes presentaron una denuncia contra la Comunidad de Madrid y Naturgy por la presunta vulneración de Derechos Humanos en las cerca de 4.000 personas damnificadas por la interrupción del suministro.

El abogado de estas personas, Javier Rubio, --en representación de la Asociación Tabodal-- interpuso la demanda y cifró en más de 40 personas las intoxicadas por inhalación de gas por utilizar otros medios para calentarse, mientras que un niño presentaba síntomas de congelación.

Asimismo, cargó contra la forma de "echar balones fuera" por parte de las administraciones al "escudarse" en las plantas de marihuana. "Si hay sobrecarga, que se suba la potencia, y si hay plantaciones, que se desmantelen", planteó.

LA COMUNIDAD DEFIENDE QUE SE ESTÁ CUMPLIENDO EL PACTO REGIONAL

Una visión que no comparte el Ejecutivo regional que reivindicó este miércoles en la Comisión de Vivienda y Administración Local que se está cumpliendo el Pacto Regional Por la Cañada Real Galiana.

En este espacio, el comisionado para la Cañada, José Tortosa, pidió "voluntad política" a los agentes implicados para encontrar soluciones a los cortes de suministro eléctrico.

Asimismo, ha asegurado que el Pacto no debe concebirse como algo "estático", sino que debe ser "susceptible de mejora y cambio". "Solo desde la fortaleza y el compromiso podremos encontrar esa solución favorable de la Cañada Real", ha apostillado.

VARIAS ORGANIZACIONES MUESTRAN SU PREOCUPACIÓN

Varios políticos, como el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, o la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, han mostrado su preocupación por la situación en la zona.

Al igual que organizaciones como la Archidiócesis de Madrid o Cáritas. Esta última envió el 23 de diciembre un escrito a la Fiscalía General del Estado para que interviniese ante la situación que se está viviendo en el poblado chabolista, que afecta a "1.200 familias, de las cuales 1.800 son niños".

Para leer más