Actualizado 15/09/2008 16:04 CET

Villaverde.- Los alumnos del centro San Roque pasan su primer día de colegio en el patio sin poder acceder a sus clases

La consejera de Educación asegura que el conflicto "ha cesado" y que se han desalojado a las familias "pacíficamente"

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los alumnos del Colegio Público San Roque, en Villaverde, han pasado su primer día de colegio en el patio del centro escolar, puesto que no han podido acceder a sus aulas, que estaban "ocupadas" por los alumnos de otro colegio del barrio, el Cristóbal Colón, según informó hoy a Europa Press el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del alumnos (FAPA) Francisco Giner de los Ríos, José Luis Pazos.

El problema de estos dos centros comenzó a finales del curso pasado. El San Roque es un colegio muy amplio y con muy poca ocupación de alumnos, en su mayoría de etnia gitana, mientras que el Cristóbal Colón es un centro mucho más pequeño y está saturado, por lo que este último solicitó a la Consejería de Educación una solución.

En su día, la Comunidad de Madrid les ofreció una permuta, es decir, un intercambio de instalaciones, siempre y cuando los consejos escolares de ambos colegios estuvieran de acuerdo y lo aceptaran.

Según explicó Pazos, el consejo escolar del colegio San Roque no aceptó la permuta y, sin embargo, a comienzos de este curso si que se ha hecho el cambio "de manera ilegal".

Es por ello que muchas familias del San Roque acudieron a primera hora de esta mañana a su antiguo centro para resistirse al intercambio, y al final, lo único que consiguieron fue que sus hijos entraran y permanecieran en el patio, mientras que los escolares del Cristóbal Colón iniciaban sus clases en su nuevo centro.

Asimismo, Pazos aseguró que durante el verano la FAPA y algunos padres afectados se reunieron con el Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Madrid para solicitar la apertura de un expediente de investigación por presuntas irregularidades en este intercambio.

Igualmente, el presidente de la Federación insistió en que hoy los alumnos han podido entrar hasta el patio "porque estaban allí y han hecho presión", pero indicó que la dirección del Cristóbal Colón ya les ha advertido de que no van poder volver a entrar a las instalaciones del centro. Esta situación afecta a más de 200 alumnos del San Roque, de los cuales "unos cuantos" sí que han acudido al centro al que les han dirigido para recibir con normalidad sus clases.

CONFLICTO ACABADO

Por su parte, la consejera de Educación, Lucía Figar, que inauguró hoy, acompañada de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, el nuevo curso escolar, aseguró que este conflicto "ha cesado" y que se ha desalojado a los alumnos "pacíficamente". Así, indicó que el intercambio de instalaciones lo han aceptado todas las familias del Cristóbal Colón, "que han acudido hoy con normalidad", y también la mayor parte de las familias escolarizadas en el colegio San Roque, "unas 115", calculó.

En este sentido, Figar recordó que en las últimas semanas han realizado unas jornadas de Puertas Abiertas con los padres para que pudieran ver "cómo ha quedado el centro y su remodelación". "Estamos a disposición de estas familias. Les daremos toda la información que crean conveniente, y lo que tienen que tener claro es que están en una instalación renovada y rehabilitada, con los mismos niños que estaban en clase el año pasado y con los mismos profesores", matizó.

Durante la inauguración del curso también estuvieron presentes la portavoz socialista de Educación en la Asamblea de Madrid, Fátima Peinado, y la de Izquierda Unida, Eulalia Vaquero. Ambas coincidieron en señalar que este conflicto "es muy delicado y muy complejo". De hecho, aseguraron que el problema lo ha generado la propia Consejería de Educación, puesto que en la colonia Marconi, de donde proceden la mayoría de los alumnos del colegio Cristóbal Colón, "había suelo para levantar otro centro escolar y en lugar de construir uno público están edificando uno privado".