De la web de desmentidos a Madrid Central: Corporación se despide del Pleno con marchas de ediles, broncas y algún meme

Los Papeles de Bárcenas, Madrid Central o un Madrid Río para la A-5 cerrarán el último Pleno ordinario del mandato
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 26/04/2019 17:24:18CET

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

De la página web de desmentidos a Madrid Central: el Pleno de Cibeles ha dado para mucho desde la primera sesión ordinaria, el 22 de julio de 2015, hasta la última, este martes 30 de abril, cuatro años en los que ha habido tiempo para todo, desde acuerdos alcanzados por unanimidad, la marcha de concejales (ocho del PP y dos del PSOE), broncas y algún que otro meme.

A finales de julio de 2015, la nueva Corporación se enfrentaba a su primer Pleno ordinario. En él se estrenaban muchos concejales como cargos públicos y lo hacían con asuntos importantes para la ciudad, como el cambio de denominación para un espacio mítico de Madrid, Vázquez de Mella, que pasaría a llamarse plaza Pedro Zerolo en homenaje a quien había sido edil del Ayuntamiento hasta pocos meses antes.

Ese primer pleno ya marcó lo que iba a ser una tónica dentro del grupo de Gobierno, la libertad de voto. Entonces los tres concejales de IU en Ahora Madrid se desmarcaban de una enmienda transaccional sobre la liberación del que fuera alcalde de Caracas. Otra de las votaciones que marcó diferencia por no ser lo habitual, en este caso en el PP, fue la de José Luis Moreno, que se saltó la disciplina de voto y acabó apoyando la iniciativa de Ahora Madrid para rechazar el veto migratorio de Trump.

ESPERANZA AGUIRRE A LO SARAH CONNOR EN TERMINATOR

El goteo de salidas de concejales ha sido constante durante el mandato, unas marchas protagonizadas por el PP. Las dos últimas han sido las de Íñigo Henríquez de Luna y Fernando Martínez Vidal, que se han pasado a Vox. Pero la más sonada fue la de la entonces portavoz, Esperanza Aguirre, hace ahora dos años, cuando dejó el acta al sentirse "engañada y traicionada" por el que fuera su mano derecha, Ignacio González.

Aguirre protagonizó uno de los memes que corrieron como la espuma por redes sociales cuando dejó su escaño para atender una llamada del programa de Federico Jiménez Losantos. Lo peculiar es que lo hizo sentada en el suelo, tras las bancada de su grupo. Hubo quien la imaginó como Sarah Connor huyendo de los Terminator o quien la veía disfrutando de un picnic.

En estos cuatro años ha cambiado también la forma de organizar los plenos. Por primera vez las sesiones ordinarias se han duplicado cada mes y la alcaldesa, Manuela Carmena, además de presidir, baja a la arena política en las comparecencias en las que hace un repaso por las actuaciones llevadas a cabo en los 30 días anteriores. Para eso dotó a los concejales de todas las formaciones de tablets desde las que poder seguir con mayor facilidad los datos que mensualmente ofrece.

Carmena apenas sale del salón de plenos durante las largas sesiones. Sólo en muy contadas ocasiones aprovecha para tomar un tentempié en el sótano del edificio, donde se encuentran concejales y periodistas en un ambiente mucho más distendido. Sólo una vez abandonó el pleno antes de que concluyera. Fue en octubre de 2016, cuando un mareo la obligó a poner rumbo al hospital y el pleno ordinario fue suspendido.

Y LLEGÓ EL VOTO A DISTANCIA

También ha sido la legislatura en la que el voto a distancia se ha hecho realidad. Los concejales de Ahora Madrid José Manuel Calvo y Pablo Carmona, de baja por paternidad, siguieron y votaron en el pleno desde sus domicilios. El sistema de votación por videoconferencia está previsto para casos excepcionales, como los de maternidad, paternidad y enfermedad grave.

Otro hito por la participación y la accesibilidad es el de la nueva tribuna de oradores, una reclamación, mes tras mes, de los concejales Pablo Soto (Ahora Madrid) y Borja Fanjul (del PP y uno de los que dejó el Ayuntamiento a lo largo del mandato), ambos en silla de ruedas. Ahora la tarima es regulable a distintas alturas por medio de un botón colocado en el atril.

CONCEJALES MUY 'COLCHONEROS'

Broncas, incluso reprobaciones, aparte, estos cuatro años han dado paso también a momentos de unidad entre los concejales, con el deporte como denominador común. Fue lo que pasó en mayo de hace un año, cuando el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, mostró su orgullo rojiblanco presentándose con una bufanda del Atlético de Madrid en el Pleno.

En el Palacio de Cibeles no hubo diferencias entre signos políticos por parte de otros concejales 'colchoneros', como el portavoz del PP y candidato a la Alcaldía, José Luis Martínez Almeida, y el edil socialista Chema Dávila, que se fundieron en un abrazo después de que el Atlético de Madrid se hiciera con la Europa League por 0 a 3 en la final disputada contra el Olympique de Marsella.

La vestimenta dice mucho de la personalidad de cada uno y prueba de ello es el concejal-presidente de Puente y Villa de Vallecas, Paco Pérez, que se presentó con una camiseta dedicada a las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) en el Pleno en el que se aprobaron 333 millones de euros en ellas.

Cuatro años después, con ediles con algunas canas más y algunos kilos menos, la Corporación se despide este martes del Pleno ordinario de Cibeles. Madrid Central protagonizará la última proposición antes de que la alcaldesa pronuncie el 'se levanta la sesión'.

Eso no quiere decir que los concejales se despidan del salón de plenos porque en mayo pueden pasar por él de nuevo pero en sesiones extraordinarias, como la que podría aprobar inicialmente Madrid Nuevo Norte o dar salida a la ordenanza que englobaría todas las acciones para proteger a las víctimas de violencia machista.

Contador

Para leer más