La automoción española pide que no se ataque al diésel para no generar incertidumbre "innecesaria"

Recurso de diésel, gasolina, estación de servicio
FACONAUTO - Archivo
Publicado 13/09/2018 11:34:36CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las principales asociaciones españolas del sector de la automoción han pedido que no se ataque a ninguna tecnología, como el diésel, y que no se genere así incertidumbre "innecesaria" a la ciudadanía, defendiendo que el gasóleo es el combustible "más eficiente" y con menores emisiones de dióxido de carbono (CO2).

La demonización que está sufriendo el diésel en los últimos días puede afectar "muy negativamente" tanto a las inversiones en España y al empleo directo e indirecto del sector como al propio consumidor, según denuncian en una carta los presidentes de las asociaciones de fabricantes (Anfac), José Vicente de los Mozos; concesionarios (Faconauto), Gerardo Pérez; vendedores (Ganvam), Lorenzo Vidal de la Peña; proveedores (Sernauto), María Helena Antolin, e importadores (Aniacam), Germán López Madrid.

Los directivos de las principales patronales del sector subrayan que los usuarios de vehículos diésel se encuentran "indefensos" ante los ataques que sufre el gasóleo. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró en el Congreso que es un combustible que "tiene los días contados", al tiempo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que la subida de impuestos al diésel irá incluida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, aunque de ella quedarán exentos los conductores profesionales.

"Penalizar a los coches diésel (aunque sean nuevos), sobre todo en el ámbito local, lo único que está provocando es un incremento de las emisiones de CO2, ya que están siendo sustituidos por vehículos de gasolina. Lo que nos aleja, a su vez, de los objetivos marcados por la Comisión Europea", subrayan los firmantes de la carta.

De este modo, reclaman que se transmita a los ciudadanos la realidad desde el conocimiento, con datos precisos, con el fin de lograr una movilidad cada vez más sostenible desde el punto de vista medioambiental, social y económico.

Según las principales asociaciones automovilísticas españolas, el diésel no contamina más que la gasolina. Los vehículos diésel nuevos consumen un 25% menos que los de gasolina equivalentes y también emiten un 15% menos de CO2 por kilómetro.

No obstante, explican que los vehículos de más de diez años, ya sean diésel o gasolina, sí que registran niveles de emisiones de CO2 y óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas "muy superiores" respecto a los vehículos que cumplen con la normativa vigente. "La solución para reducir los niveles de contaminación en las grandes ciudades reside en la introducción de medidas para retirar de la circulación los coches más viejos e ineficientes cuya edad media supera ya los 12 años", aseguran.

Anfac, Aniacam, Faconauto, Ganvam y Faconauto afirman que toda la cadena de valor que conforma el sector español de la automoción ha realizado "fuertes" inversiones en I+D+i en los últimos años para poner en el mercado vehículos cada vez más 'limpios' y eficientes, consiguiendo que los automóviles nuevos diésel emitan un 84% menos de emisiones NOX y un 91% menos de partículas que los vehículos de hace 15 años.

La automoción española afirma así estar "plenamente" comprometida con la descarbonización del transporte y la movilidad con cero y bajas emisiones, pero advierte de que debe darse una transición "progresiva" y "ordenada", con medidas y soluciones consensuadas que faciliten la movilidad de los ciudadanos, en sus diferentes modalidades.