Ford Almussafes avisa de que la transición hacia vehículos eléctricos acarrea "ajustes"

Planta de Ford en Almussafes
FORD - Archivo
Publicado 21/12/2018 12:18:27CET

El director de Fabricación asegura que los robots "ayudan a ser más competitivos y no quitan puestos de trabajo, los transforman"

VALENCIA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de Fabricación de Ford España, Dionisio Campos, ha avisado este viernes de que la transición hacia los vehículos eléctricos "acarrea ajustes que hay que tomar lo antes posible", por lo que en la planta valenciana de Almussafes se ajustará la producción "en función del mercado".

Así lo ha manifestado en una nueva sesión del 'XXVIII Seminario Étnor' que aborda los Desafíos Éticos para la Empresa en un Mundo Digital. El efecto de la robotización en el empleo, la inversión en inteligencia artificial, el manejo óptimo de los datos, las nuevas soluciones de movilidad o el modelo educativo del futuro, son algunos de los retos que Campos ha planteado durante la jornada, según ha informado la organización en un comunicado.

Campos ha apostado por adaptarse "en el momento en el que el mercado lo requiera. Por este motivo, los vehículos que la compañía lanzará van hacia la hibridación, con 40 modelos de estas características, de los cuales 16 serán totalmente eléctricos. "Esta transición conlleva cambios y ajustes, y si hay que tomar decisiones lo vamos a hacer lo antes posible", ha asegurado.

El directivo de Ford ha señalado que la compañía está "constantemente viendo las necesidades del entorno y hay que adaptarse al mercado. Por eso, recientemente, Ford compró una fábrica de patinetes. La gente valora su tiempo y en las ciudades hay que buscar soluciones al coche. Tenemos ya aplicaciones que proveen servicios útiles y soluciones a las que el vehículo tradicional, con la evolución de las ciudades, no van a poder llegar".

"EVOLUCIÓN ORDENADA"

Para Dionisio Campos, la industria del automóvil está forzada a transformar motorizaciones para reducir los niveles de emisión. "La tecnología de combustión no se puede cambiar de la noche a la mañana. Vamos hacia el vehículo eléctrico pero estos vehículos también tienen inconvenientes", ha advertido. De este modo, ha abogado por "hacer una evolución ordenada".

Según el directivo, "vivimos una evolución de los procesos industriales pero con una velocidad de cambio mucho mayor, lo que impide tener estabilidad". "Siempre ha habido datos pero no siempre los hemos aprovechado".

ROBOTS: EN 10 AÑOS REDUCIRÁN EL COSTE DE PRODUCCIÓN UN 30%

Ford cuenta con robots colaborativos, sistemas de infrarrojos, de ultrasonidos que perciben lo que no escucha el oído humano. "Con estos sistemas de innovación y los datos podemos llegar a la fábrica inteligente, que piense" y "dentro de 10 años los productos que fabricamos hoy tendrán un 30% menos de coste de producción y llegarán al usuario con menor precio", ha augurado el director de Fabricación de Ford España.

El alto directivo de la Ford ha recordado que los robots han estado en la fábrica de automóviles desde los años 50 y ha asegurado que seguirán existiendo mientras que sean económicamente viables. "Los robots vienen a ayudar a ser más competitivos. No quitan trabajos, pero sí los transforman".

La planta de española de Ford en Almussafes (Valencia) es una de las factorías de automóviles más robotizadas de Europa. En la última reforma de Ford España se instalaron 1.000 robots y se contrató a 3.000 personas. Tiene 'robots colaborativos' con tareas de ayuda que hacen trabajos repetitivos o funciones donde el ser humano no puede llegar. "Hay que ser pioneros en la implementación de esos elementos tanto para servicios como producción", ha defendido Campos.

En este sentido, ha asegurado que "en estos momentos son herramientas de ayuda al trabajador. La tarea del operario está evolucionando, ha de cambiar hacia más creatividad y coordinación, con nuevas capacidades. Las tareas repetitivas van a ser cosa de robots, lo hacen mejor que los seres humanos. Y las organizaciones irán cambiando, el operador tendrá que tomar decisiones, habrá menos cargos intermedios y los operarios serán más decisivos", ha concluido.

CULTURA Y EDUCACIÓN

Por su parte, el periodista y director de Innovadores by Inndux, Eugenio Mallol, ha defendido la necesidad de integrar cultura e innovación. "En estos momentos necesitamos a gente de la cultura en la innovación y la empresa. Estados Unidos y Reino Unido van a la cabeza de inversión en inteligencia artificial y se están planteando debates éticos en la innovación. España debe tener voz en ese debate, con la aportación más necesaria que nunca de la cultura".

Otra de las cuestiones cruciales es qué modelo educativo encaja en esta revolución que vivimos. Tanto Mallol como Campos han coincidido en que tiene difícil encaje porque "la revolución se caracteriza por su velocidad y la realidad es que desde que se adapta un grado hasta que salen los primeros jóvenes pasan al menos cuatro años, y puede estar ya desfasado con la realidad del mercado. La industria tiene una necesidad de formación continua, integrando nuevos procesos día a día, y la universidad y la empresa deberían acercarse para ofrecer una formación cada vez más especializada y menos generalista".

Contador