Ford reduce a la mitad su beneficio semestral, hasta 2.000 millones de euros

Actualizado 25/07/2012 15:39:57 CET
Actualizado 25/07/2012 15:39:57 CET

Ford reduce a la mitad su beneficio semestral, hasta 2.000 millones de euros

Lastrado por Europa

FORD

La compañía perderá más de 800 millones en Europa este año y anuncia medidas para recuperar la rentabilidad en esta región

DEARBORN (ESTADOS UNIDOS), 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo automovilístico estadounidense Ford cerró el primer semestre del año con un beneficio neto de 2.436 millones de dólares (2.013 millones de euros al cambio actual), lo que supone una caída del 50,7% respecto al mismo período de 2011, como consecuencia de la mayor carga fiscal y del impacto de las pérdidas registradas en Europa.

La multinacional norteamericana, que cuenta con una planta en la localidad valenciana de Almussafes, perdió 553 millones de dólares (457 millones de euros) en Europa durante los seis primeros meses del año, frente a un beneficio de 469 millones de dólares (388 millones de euros) en el mismo período del ejercicio precedente.

La facturación en el Viejo Continente bajó un 19,2% entre los pasados meses de enero y junio, hasta 14.300 millones de dólares (11.820 millones de euros), mientras que las ventas retrocedieron un 14,4%, con 731.000 unidades.

El deterioro de los resultados de Ford Europa se explica por la desfavorable situación del mercado. Como consecuencia de la situación económica en la región, la empresa asume que cerrará este año con unas pérdidas en Europa superiores a 1.000 millones de dólares (826 millones de euros al cambio actual).

"La compañía reconoce la seriedad de la situación en Europa y cree que los retos que afronta la industria son más de naturaleza estructural que cíclica", añade Ford, que agrega que su objetivo es conseguir rentabilidad y obtener un apropiado retorno de sus inversiones.

REVISARÁ TODAS LAS OPERACIONES EN EUROPA.

El director financiero de Ford, Bob Shanks, explicó que la empresa ha sufrido situaciones desafiantes en otras regiones y las ha superado gracias a su plan estratégico Ford One. "Seguiremos usando este plan como guía para los retos y oportunidades en nuestras operaciones europeas", añadió.

"Estamos revisando todas las áreas de nuestro negocio para afrontar los retos a corto plazo y asegurar al mismo tiempo unos sólidos cimientos para el futuro", continuó Shanks, quien afirmó que es "prematuro" hablar sobre los detalles del plan que se aplicará para dar respuesta a la situación en Europa.

El directivo sale así al paso de las informaciones sobre el posible cierre de la planta belga de Genk, que cuenta con una plantilla de 4.000 empleados. "Seguiremos comunicando nuestros planes en el momento adecuado a todas las partes interesadas", zanjó Shanks.

BUENA SITUACIÓN EN NORTEAMÉRICA.

Pese a los problemas de Europa, Ford ganó más de 2.000 millones de euros en el primer semestre gracias a la fortaleza de su negocio en Norteamérica. Además, la compañía acumula ya doce trimestres consecutivos en 'números negros'.

La multinacional con sede en Dearborn facturó 65.700 millones de dólares (54.300 millones de euros) entre los pasados meses de enero y junio, un 4,2% menos, mientras que sus ventas mundiales totalizaron 2,8 millones de unidades, con una disminución del 4%.

Ford mantiene una sólida posición financiera con 23.700 millones de dólares (19.600 millones de euros) en caja para su división de automoción, que cerró el segundo trimestre del año con una deuda de 14.200 millones de dólares (11.735 millones de euros).

"El equipo de Ford cerró otro sólido trimestre impulsado por la fortaleza de Norteamérica y de Ford Credit (la filial financiera). Seguimos absolutamente comprometidos con el progreso de nuestro plan Ford One, lo que incluye resolver los retos a corto plazo e invertir en el crecimiento futuro", manifestó el presidente de la multinacional, Alan Mulally.