29 de febrero de 2020
 
Actualizado 12/09/2014 11:26:26 CET

Mercedes-Benz desvela el nuevo AMG GT

Mercedes-Benz AMG GT
Foto: DAIMLER

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El fabricante alemán de vehículos Mercedes-Benz ha presentado su nuevo modelo deportivo AMG GT, que se convierte en el segundo vehículo desarrollado por el especialista Mercedes-AMG y puede montar motores de 462 y 510 caballos de potencia máxima, según informó la empresa en un comunicado.

   El responsable de Investigación y Desarrollo del consorcio Daimler, Thomas Weber, afirmó que con el lanzamiento de este vehículo, la compañía se adentra "por primera vez" en un segmento de automóviles deportivos de alto nivel.

   "Ello nos sirve de aliciente para demostrar a los entusiastas de los automóviles de altas prestaciones de todo el mundo de lo que es capaz AMG", añadió el directivo de la firma de la estrella. Este modelo tiene una marca imagen deportiva en la que resalta la parrilla delantera con efecto diamante y configuración tridimensional.

   El vehículo cuenta, a su vez, con unos nuevos faros LED de altas prestaciones, además de con unas tomas de aire de grandes dimensiones  que favorecen la circulación en torno a los módulos de refrigeración. En el habitáculo, la marca alemana busca unas proporciones deportivas al tiempo que mantiene la sensación de deportividad.

   La versión de entrada a la gama de este vehículo incorpora una motorización de gasolina V8 de 4.0 litros que desarrolla una potencia máxima de 462 caballos, con una aceleración de cero a cien kilómetros por hora de 4 segundos y una velocidad máxima de 304 kilómetros por hora.

   También se ofrecerá una opción más 'sport', denominada Mercedes-AMG GT S, que montará el mismo propulsor de gasolina pero que ampliará su potencia hasta los 510 caballos, lo que le servirá para alcanzar una velocidad máxima de 310 kilómetros por hora y para pasar de cero a cien en 3,8 segundos.

   Como elementos que aportan unas mejores prestaciones, este vehículo monta elementos como el cambio de doble embrague y siete velocidades en posición Transaxle, así como el diferencial autoblocante electrónico en el eje trasero, los ejes de trapecio articulado o la amortiguación regulada electrónicamente.

   Mercedes-Benz también ha trabajado en el campo de la seguridad, por lo que monta un sistema de frenos cerámicos, así como luces de carretera automáticas, Pre-Safe, Parktronic, cámara de marcha atrás, detector de cambio de carril y de ángulo muerto o asistente de señales de tráfico.

Para leer más