Musk admite que en Tesla han pasado de un "infierno" de producción a otro logístico con las entregas

Elon Musk, consejero delegado de Tesla
TESLA - Archivo
Publicado 17/09/2018 11:36:22CET

PALO ALTO, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, admitió este domingo en Twitter que la compañía ha pasado de un "infierno de producción" a otro logístico y de entregas.

Así se lo hizo saber a una cliente de Tesla que se quejaba a través de la red social de que su coche se encontraba almacenado en un depóstito junto a otros 42 vehículos. "Se me ha dicho que me lo entregarían el 8, luego el 15, después el 20, luego el 22, y ahora mi entrega se ha postergado indefinidamente. Por favor, haced esto bien", criticaba.

En respuesta a esto, Musk admitía que la empresa estaba teniendo problemas con las entregas, aunque aseguraba que este nuevo escollo es "mucho más tratable". "Estamos haciendo rápidos progresos. Debería estar solucionado pronto", aseguraba.

Estas declaraciones llegan después de que el responsable de Finanzas globales de Tesla, Jutin Mcnear, dimitiera la semana pasada, sumando ya tres directivos que abandonan a Elon Musk en el mes de septiembre.

A la espantada de sus directivos se le suma la aparición de Elon Musk en 'The Joe Rogan Experience' (un podcast en directo) fumando marihuana y bebiendo whisky. Además, a finales de julio, la compañía protagonizaba otro retroceso bursátil después de que Musk se echara atrás en su intención de retirar a Tesla de Bolsa al considerar que es "lo mejor" tanto para la empresa como para sus accionistas.

El consejo de administración de la firma estudiaba desde principios de julio la propuesta de Musk de excluir de la cotización a la corporación, con el objetivo de mejorar la flexibilidad y de no tener que estar sujeta a la presión de la presentación de los resultados económicos trimestrales.

La previsión de la firma es fabricar entre 50.000 y 55.000 unidades del Model 3 en el tercer trimestre del año, lo que supondrá un aumento de entre el 75% y el 92% respecto al trimestre previo, mientras que su estimación es entregar unas 100.000 unidades del Model S y Model X este año.

Musk también anunció en Twitter la semana pasada que Tesla tan solo ofertará cinco colores de serie para la carrocería de sus vehículos, con el fin de "simplificar" el proceso de producción.