El sector petrolero no augura una desaparición "drástica" del diésel

Actualizado 03/01/2017 14:55:52 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sector petrolero no augura una desaparición "drástica" en el medio plazo del diésel en el sector del automóvil, ya que los avances tecnológicos le conceden un margen de mejora en eficiencia energética y en reducción de las emisiones.

En declaraciones a Europa Press, el director general de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Álvaro Mazarrasa, consideró que el diésel se ve sometido "a una gran presión" por el tema de la contaminación en las ciudades, aunque subrayó que es un tema que con los coches actuales y motores Euro6 se ha reducido "de forma espectacular".

Así, señaló que el problema de la contaminación en las urbes está más relacionado con la antigüedad del parque automovilístico, que en España es uno de los más altos de nuestro entorno, con una edad media de 12 años. "Si se sustituyesen los coches antiguos por Euro6, la contaminación en las ciudades desaparecería", dijo al respecto.

Mazarrasa indicó que en el caso de los coches pequeños sí se está produciendo una recuperación de la gasolina del "puesto que siempre tuvo", ya que la tecnología Euro6 es más cara, pero aseguró que en el caso de las berlinas y coches de mayor tamaño el diésel "tiene larga vida, ya que son motores muy eficientes".

Además, señaló que la tecnología "va a seguir innovando" y que muchos fabricantes tienen en cartera muchas innovaciones que permitirán ahorros de hasta un 30% en eficiencia energética, "y por lo tanto menos emisiones con respecto a los actuales", en los vehículos que salgan de aquí al 2020.

NINGÚN IMPACTO EN LA OFERTA-DEMANDA.

Respecto a un posible impacto en la oferta-demanda de diésel, el director general de la AOP tampoco prevé "un desequilibrio terrible", ya que siempre tendrá un importante peso en el transporte por carretera y cualquier posible desviación se podrá ver compensada por el transporte marítimo, ya que a partir de 2020 se prohibirá en el sector el uso del fueloil con alto contenido de azufre, lo que llevará a que sea sustituido por destilados medios.

"El gasóleo y el diésel en los vehículos industriales y transporte por carretera va a seguir siendo esencial, ya que las alternativas son más ineficientes. Va a seguir existiendo con una demanda de consumo muy importante", señaló al respecto.

Según el Informe Global sobre Automoción 2017, elaborado por KMPG, el 53% de los directivos del sector del automóvil considera que el diésel será la primera tecnología de propulsión en desaparecer de la cadena de montaje de las plantas de fabricación de vehículos.

El documento, que recoge la opinión de 1.000 directivos del sector y de más de 2.400 conductores de 42 países, pone de manifiesto que el sector del automóvil se enfrenta a tres tipos de tendencias diferentes hasta 2025, como son el continuar con la evolución del mercado actual y también afrontar la revolución y la disrupción que suponen los diferentes avances que están surgiendo en el campo de la movilidad.