Sernauto apoya la descarbonización pero manteniendo el empleo y la competitividad de las empresas

José Portilla
SERNAUTO - Archivo
Publicado 14/11/2018 14:44:50CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) se ha mostrado a favor del objetivo de descarbonización, en línea con los compromisos europeos, aunque ha defendido que se establezca una estrategia de país, con todos los actores implicados, con el fin de mantener los niveles de empleo y de competitividad de las empresas.

Así reacciona la organización ante el documento de trabajo para la elaboración de la Ley de Cambio Climático, que contempla un veto a la comercialización de vehículos diésel, de gasolina, de gas e híbridos en España desde 2040.

Sernauto indicó que el sector del automóvil en España está comprometido con la descarbonización, aunque defendió que esta se lleve a cabo de una forma "progresiva y ordenada", para lo que es necesario un plan concreto de medidas que contemplen factores medioambientales, económicos y sociales.

"Una apuesta disruptiva únicamente por el vehículo eléctrico podría destruir una industria tan relevante en nuestro país, poniendo en peligro miles de empleos y la atracción de inversiones extranjeras. Además, las tecnologías de hoy en día tienen que ser amortizadas para contar con financiación para inversiones futuras", destacó el director general de la asociación, José Portilla.

Asimismo, indicó que esta situación también afecta de forma negativa a los ciudadanos, puesto que, en su opinión, miles de personas no se pueden permitir cambiar de vehículo, dado que la motorización 100% eléctrica todavía no garantiza una movilidad "en condiciones plenas".

"No es positivo generar incertidumbre en la ciudadanía. Si lo que queremos es mejorar la calidad del aire habría que empezar por definir políticas para promover la renovación del parque y establecer un plan para facilitar la evolución de las empresas del sector, especialmente, las pymes que requerirán de fuertes inversiones para seguir siendo un actor clave en la cadena de suministro de los vehículos del futuro", añadió.

Desde Sernauto, indicaron que establecer plazos para dicha prohibición "no es la solución y más aun teniendo en cuenta que en España el despliegue de la infraestructura de recarga y el desarrollo del mercado son muy inferiores a otros países europeos de nuestro entorno".

ENGAÑO.

Por otra parte, Portilla calificó como "engañoso" trasladar a la ciudadanía que los vehículos eléctricos no emiten dióxido de carbono (CO2), "ya que sí lo hacen durante el proceso de producción de los mismos".

Así, resaltó que en la actualidad existen diferentes opciones de movilidad, por lo que destacó la importancia de apostar por una neutralidad tecnológica, con la que se logre un "mix adecuado" de tecnologías para poder escoger la más eficiente.

"Desde el sector de proveedores de automoción no podemos entender que el Gobierno esté trabajando en un borrador de Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética a espaldas del sector y, menos aún, que haya procedido a su difusión, generando confusión e incertidumbre en la opinión pública", subrayó.

Portilla indicó que los niveles de incertidumbre pueden impactar "gravemente" en la competitividad de nuestras empresas y en el empleo vinculado a la producción de vehículos propulsados por las tecnologías señaladas por el Gobierno como objeto de prohibición futura".

Por ello, Sernauto solicita al Gobierno que en la tramitación de la Ley del Cambio Climático, y otras posibles normativas, actúe con prudencia, conociendo y valorando en profundidad los diferentes aspectos que entran en juego, trabajando estrechamente con el sector a fin de alcanzar la mejor regulación posible para todos, sin poner en peligro el sector de automoción español y los empleos que genera.

Contador