Sindicatos de Seat lamentan que el todoterreno no se fabrique en Martorell

Actualizado 06/06/2014 12:48:23 CET
Fábrica de Seat en Martorell, línea de producción
EUROPA PRESS

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de Seat ha lamentado que la producción del nuevo todoterreno urbano (SUV por sus siglas en inglés) de la marca catalana se haya adjudicado a la planta de Skoda en Kvasiny (República Checa), y ha reclamado a la dirección un plan de viabilidad para asegurar un futuro sostenible de la planta para los próximos años.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero (UGT), ha considerado que es un "error garrafal" no haber dado la oportunidad de negociar a la plantilla de Martorell, y ha lamentado que desde el principio el consorcio alemán ha contado solo con la planta de Skoda.

"No hemos tenido la oportunidad de defender nuestra posición", ha reprochado Carnero, que ha admitido que los costes salariales de la planta checa son inferiores pero ha sostenido que hay elementos más importantes como la calidad y la eficiencia de la factoría catalana.

El secretario de la sección sindical de CC.OO. en Seat, Rafael Guerrero, ha argumentado en declaraciones a Europa Press que los costes laborales suponen alrededor de un 8% del total del coste de fabricar un coche, por lo que ha rechazado la justificación de la dirección para no adjudicar el modelo a Martorell.

Tanto UGT como CC.OO. hacía meses que daban por perdida la adjudicación, ya que una producción con los volúmenes de este modelo y con previsiones de lanzarlo al mercado en 2016 requerían que ya se hubieran empezado las obras de adaptación de la fábrica catalana.

"Ya veíamos que la oportunidad se iba", ha manifestado Carnero, que ha subrayado que esta decisión no afectará a la plantilla actual de Martorell.

El comité de empresa ha pedido una reunión con la dirección de la automovilística para que detalle los motivos de esta decisión y para reclamar un plan de viabilidad industrial de la planta de Martorell para los próximos años.

Guerrero ha recordado que la factoría tiene capacidad para producir 550.000 vehículos al año, y ha remarcado que hasta que no ronde las 500.000 unidades anuales, la factoría no podrá ser rentable.

Ha reclamado que se empiecen ya a negociar los sustitutos para los modelos actuales o la introducción de nuevos modelos, ya que ha alertado que, si no, la fábrica podría tener problemas a partir de la segunda parte de 2016.