Skoda recorta un 14,6% sus ganancias en 2018 por el WLTP, la guerra comercial y las mayores inversiones

Publicado 20/03/2019 11:37:21CET
SKODA

MLADÁ BOLESLAV (REPÚBLICA CHECA), 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La marca checa Skoda, perteneciente al grupo Volkswagen, obtuvo un beneficio operativo de 1.377 millones de euros en el conjunto de 2018, lo que supone una bajada del 14,6% respecto a las ganancias de 1.611 millones de euros contabilizadas en 2017.

El consejero delegado de la empresa, Bernhard Maier, afirmó que Skoda logró un nuevo récord de ventas y de facturación durante el año pasado, aunque destacó que la firma se tuvo que enfrentar a diferentes retos y desafíos.

Así, apuntó que el negocio de la firma automovilística se vio afectado de forma negativa por la transición hacia el protocolo de homologación WLTP, así como por la incertidumbre generada por la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Maier destacó otros aspectos que impactaron en la evolución de Skoda durante 2018 como fueron los tipos de cambio de las divisas, así como el incremento de los costes de personal y los elevados niveles de inversión que está registrando.

"Hemos contrarrestado estos desafíos de forma activa con programas de rendimiento exhaustivos y seguimos trabajando en ello de forma sistemática porque 2019 también será un año complicado", aseguró el directivo de la marca.

Skoda finalizó el pasado ejercicio con una cifra de negocio de 17.293 millones de euros, un 4,4% más, mientras que sus matriculaciones mundiales alcanzaron un volumen de 1,25 millones de unidades, un 4,4% más.

La compañía cerró 2018 con unas inversiones en activos "tangibles" por importe de 896 millones de euros, un 22,2% más, y las inversiones en I+D subieron un 46,8%, mientras que el retorno sobre ventas cayó casi dos puntos porcentuales, hasta un 8%.

"A pesar de las difíciles condiciones económicas globales, el proceso de transformación en la industria automovilística está ganando impulso en Skoda. Con nuestra Estrategia 2025, estamos en el camino correcto. Las inversiones de los próximos años asegurarán el futuro a largo plazo de la empresa y de la República Checa como centro de producción", finalizó Bernhard Maier.

Para leer más