UGT considera que España no es el país que debe liderar la implantación del coche eléctrico

El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez,
Europa Press
Publicado 10/12/2018 11:43:55CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado que España no es el país idóneo para liderar la implantación del coche eléctrico ya que España es "un país que depende de las multinacionales del sector", las cuales no se encuentran en España, y que "exporta el 80% de los automóviles que produce".

En una entrevista concedida este lunes a Espejo Público y recogida por Europa Press, el secretario general de UGT ha explicado que si estuviéramos en un país como Alemania, "igual estaría de acuerdo (con la decisión del Gobierno de prohibir la venta de coches de combustión desde 2040) porque allí es donde se decide qué va a ocurrir con la industria del automóvil y es donde están las fábricas".

España, que exporta el 80% de los vehículos que produce, "depende" de las multinacionales automovilísticas, y a ellas "les molesta enormemente que un país que está para exportar, abandere" esta causa "por delante de cualquier otro país" de la UE, según ha apuntado Álvarez.

En cuanto al empleo, el líder sindical ha explicado que en España hay al rededor de dos millones de personas trabajando en el sector del automóvil, por lo que el objetivo debe ser que la destrucción de empleo sea la "inevitable", ya que el coche eléctrico "requiere un 30% menos de mano de obra".

En este sentido, ha hecho un llamamiento a la "prudencia" y ha optado por que España se ponga "a la rueda" del cambio que se va a producir a la Unión Europea y colabore con las empresas auxiliares del automóvil y con las multinacionales, "para que continuemos teniendo el mismo papel con el coche eléctrico que el que tenemos con el de combustión", para evitar la destrucción de más puestos de trabajo.

"Es más que discutible cuándo se acabaran los coches de combustión y es un debate para el que habrá mucho tiempo", ha añadido el secretario general de UGT, Pepe Álvarez.