Harley-Davidson invertirá hasta 700 millones para 2022 como parte de su nuevo plan estratégico

Harley-Davidson Sport Glide
HARLEY-DAVIDSON - Archivo
Publicado 30/07/2018 19:18:20CET

MILWAUKEE (ESTADOS UNIDOS), 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Harley-Davidson ha presentado su nuevo plan estratégico, denominado 'More Roads to Harley-Davidson', a través del que prevé invertir entre 675 y 825 millones de dólares (entre 577,8 y 706,2 millones de euros) hasta el ejercicio 2022.

La compañía matizó que, de este total, realizará inversiones operativas de entre 225 y 275 millones de dólares (entre 192,5 y 235,4 millones de euros) y de capital por un importe de entre 450 a 550 millones (entre 385,1 y 470,7 millones de euros).

Asimismo, la firma con sede en Milwaukee, en el Estado de Wisconsin, estima incrementar en 1.000 millones de dólares (855,9 millones de euros al cambio actual) su facturación anual en 2022 en comparación con las cifras de 2017.

Para lograr estos objetivos, Harley-Davidson ha trazado un plan estratégico que se basa en tres pilares: nuevos productos, un acceso más amplio para clientes y la mejora de la "fortaleza" financiera de los concesionarios de la marca.

La marca norteamericana subrayó que, en un mundo en constante cambio y con nuevas demandas de los consumidores, el plan para acelerar el crecimiento de la firma respalda los objetivos de Harley-Davidson para 2027, con un mayor enfoque e inversión estratégica para revitalizar el negocio en Estados Unidos mientras acelera su crecimiento internacional.

El pasado mes de junio, Harley-Davidson anunció que trasladaría su producción desde Estados Unidos a sus distintas plantas fuera del país norteamericano debido al aumento de las tarifas arancelarias impuestas por la Unión Europea (UE) en reacción a las tasas establecidas por parte del Gobierno norteamericano al aluminio y al acero exportado desde Europa.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que Harley-Davidson utilizó como "excusa" el aumento de las tarifas arancelarias impuestas por la UE, subrayando que el fabricante estadounidense no podrá volver a vender en Estados Unidos sin pagar un "gran impuesto".

"Las acciones audaces que anunciamos hoy aprovechan las capacidades y el poder competitivo de Harley-Davidson, nuestra excelencia en el desarrollo de productos y fabricación, el atractivo global de la marca y, por supuesto, nuestra gran red de concesionarios", señaló el presidente y consejero delegado de la compañía, Matt Levatich.

La firma explicó, además, que sus principios de financiación se centrarán en "estabilizar" y "fortalecer" el negocio existente, mejorar la línea premium e invertir en proyectos rentables y orientados al crecimiento.

"Esperamos que estos principios, junto con un enfoque disciplinario de asignación de capital, permitan a Harley-Davidson operar con una mayor competitividad de costes y eficiencias generales", apuntó la empresa.

En cuanto a producto, Harley-Davidson planea continuar desarrollando motocicletas Touring y Cruiser mejoradas y más avanzadas tecnológicamente, con el lanzamiento de una Panamericana de 1250 centímetros cúbicos y de una Streetfighter de 975 centímetros cúbicos para 2020, de un nuevo modelo custom para 2021 y de una motocicleta eléctrica (LiveWire) para 2019. Asimismo, la firma estadounidense presentará una gama más amplia de nuevos modelos "ligeros" de propulsión eléctrica para 2022.