El juez declara en concurso de acreedores a Bultaco, con un patrimonio positivo de 1,7 millones

Recurso de Bultaco
BULTACO - Archivo
Publicado 13/12/2018 13:35:12CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha declarado en concurso de acreedores al fabricante español de motocicletas eléctrica Bultaco, que cuenta con un patrimonio positivo de 1,78 millones de euros, según recoge el auto judicial.

El documento, al que tuvo acceso Europa Press, refleja que la compañía tiene un inventario de activo declarado por un valor total de 12,82 millones de euros, mientras que su relación de acreedores declarada mantiene un pasivo total de 11,03 millones de euros.

Del pasivo total, cerca de 7 millones de euros corresponden a la deuda con los bancos, mientras que alrededor de dos millones de euros están vinculados a los socios de la empresa y el millón de euros restante corresponde a deuda interna.

La compañía solicitó el pasado 18 de octubre acogerse a concurso voluntario de acreedores a causa de una situación de insolvencia ocasionada por haberse visto obligada a parar la producción en su factoría de Montmeló (Barcelona).

El texto indica que el concurso tiene carácter voluntario y destaca que la tramitación se realizará conforme a las normas del procedimiento concursal ordinario y que el administrador será el despacho De Pasqual & Marzo Abogados.

El edicto de este concurso, publicado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), recoge que los acreedores tienen el plazo de un mes desde su aparición en el BOE para comunicar los créditos que mantienen con la compañía.

BÚSQUEDA DE UN INVERSOR.

Fuentes conocedoras de la situación de la compañía explicaron a Europa Press que la firma, como parte del plan estratégico presentado el pasado mes de mayo, ha estado buscando un inversor externo que permitiera hacer frente a las importantes inversiones en materia de desarrollo de producto que tenía que acometer.

No obstante, indicaron que tras haber establecido contactos con empresas interesadas, la firma no ha logrado aún cerrar un acuerdo, aunque existen negociaciones avanzadas en este sentido, lo que motivó la implementación de un ERTE en su planta de Montmeló, que afectó a 27 de los 37 trabajadores del centro, principalmente a operarios.

No obstante, dichas fuentes señalaron que esta medida no fue suficiente, dado que, al no lograr las inversiones necesarias, se produjo una rotura de stock por no poder seguir pagando las piezas y materiales. Esto ocasionó el paro de la actividad industrial y, por lo tanto, un corte en los ingresos corporativos.

A finales del pasado ejercicio, la compañía llegó a un acuerdo para un plan de refinanciación de su deuda, ampliando hasta junio de 2022 el plazo de vencimiento. Dicho contrato fue firmado por Banco Santander, Banco Popular Español, Bankia, Caixabank, Bankinter, Banco de Sabadell, Targobank, Liberbank y Aval Madrid. Sin embargo, Evo Banco no quiso firmar dichas condiciones.