Publicado 21/07/2021 12:06CET

Anfac y Faconauto piden multiplicar por 30 los puntos de carga hasta 2030

José López-Tafall y Marta Blázquez.
José López-Tafall y Marta Blázquez. - ANFAC

Ambas asociaciones diseñan una hoja de ruta por comunidades autónomas para acelerar el despliegue del vehículo electrificado

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) han presentado este miércoles su mapa de despliegue de puntos de recarga de acceso público para vehículos electrificados, con el objetivo de multiplicar por 30 las instalaciones que en la actualidad existen en España, hasta conseguir unas 340.000 unidades para 2030.

Con esta iniciativa, las asociaciones quieren facilitar e impulsar el mercado de los vehículos eléctricos de batería e híbridos enchufables para alcanzar un parque de tres millones de turismos que exige para 2030 el Pan Nacional Integrado de Energía y Clima.

Para conseguirlo, ambas asociaciones coinciden en que serán necesarios al menos 340.000 puntos de recarga de acceso público para ese año, aunque en la actualidad España cuenta con 11.517 puntos de recarga. Hasta 2030, calculan la necesidad de una inversión de 5.500 millones de euros, alcanzando cerca de 13.500 millones para 2040.

"El sector tiene un fuerte compromiso con la descarbonización y ya está poniendo en el mercado una amplia oferta de vehículos electrificados. Pero nos enfrentamos a unos, cada vez más, exigentes objetivos en materia de reducción de emisiones y, por lo tanto, es necesario establecer herramientas a la altura que aceleren la transición", ha indicado el director general de Anfac, José López-Tafall.

Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, Marta Blázquez, ha insistido en la necesidad de eliminar las barreras de entrada de los ciudadanos al vehículo eléctrico. "Las cifras nos dicen que hoy una de las barreras más importantes es la falta de una red pública de puntos de recarga numerosa y suficiente extendida por toda la geografía de nuestro país", ha reivindicado la directiva.

MAPA DE PUNTOS POR COMUNIDADES

De esta manera, Anfac y Faconauto han desarrollado una metodología que permite planificar y monitorizar, año a año y, a nivel cuantitativo y cualitativo, el desarrollo de infraestructura de recarga de acceso público necesaria a nivel nacional, comunidades autónomas, provincias y principales corredores por nivel de intensidad media de transporte, para cumplir con los objetivos de penetración de vehículos electrificados.

Esta herramienta permite ir definiendo los objetivos anuales, con hitos intermedios como alcanzar unos 70.000 puntos de acceso públicos en 2023, multiplicando por seis los actuales; 120.000 en 2025, multiplicando por diez los que existen ahora, y 340.000 unidades en 2030.

Según ambas asociaciones, se trata de una propuesta que tiene como objetivo contribuir a acelerar la electrificación en España para que no se quede rezagada respecto a países europeos. Por ello, han explicado la importancia de que el Gobierno establezca una hoja de ruta, con objetivos vinculantes, basada en una metodología consensuada.

"Es necesario seguir trabajando en este gran proyecto-país de la movilidad del futuro. La metodología que hemos elaborado es una propuesta constructiva y concreta para ayudar a cumplir los objetivos de descarbonización y electrificación en España, y un ejemplo más del compromiso que tiene la industria con el país y la movilidad sostenible", ha añadido López-Tafall.

"La propuesta de despliegue de puntos que hoy presentamos, y que cuantifica las necesidades en 340.000 en 2030, pretende ser una palanca para avanzar más rápidamente, pero ha de conseguirse con el esfuerzo de todos y estar sustentada en objetivos vinculantes. Salvada esta barrera, estamos seguros de que también se salvará la distancia que actualmente hay entre el vehículo eléctrico y la ciudadanía", ha subrayado Blázquez.

NUEVOS OBJETIVOS DE EMISIONES

En otro orden de cosas, en la presentación, desde Anfac se han referido a la propuesta de la Comisión Europea de endurecer los objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2), prohibiendo la venta de coches que emitan gases de efecto invernadero en 2030.

Para López-Tafall, se trata de una propuesta que tiene que ser pactada antes de llegar a ser una norma, por lo que puede quedarse en una simple propuesta. A su juicio, si aumentan las ambiciones, también habrá que poner las herramientas para conseguirlas, refiriéndose a aumentar los recursos.

"Si se acelera la transición, hay que poner más recursos. Si no, la transición va al ritmo normal que marca la economía", ha subrayado el director general de Anfac.

Contador

Para leer más