Actualizado 09/09/2022 13:27

El comité de Volkswagen Navarra pide garantizar la producción a partir de 2026 para mantener el empleo

Alfredo Morales, presidente del comité de empresa de VW Navarra
Alfredo Morales, presidente del comité de empresa de VW Navarra - EUROPA PRESS

Volkswagen retrasa al año que viene la ronda de planificación en la que se designarán las producciones de las plantas en próximos años

PAMPLONA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de Volkswagen Navarra ha apostado por "avanzar por el camino iniciado" con el objetivo de asegurar los volúmenes de producción necesarios a partir de 2026 para "garantizar el futuro" de la planta y el tejido industrial de la Comunidad foral.

En este sentido, ha llamado a la dirección de la empresa y a su presidente, Michael Hobusch, para que "conjuntamente" defiendan los intereses de la planta y su plantilla ante los retos que se presentan.

De la misma manera, ha pedido a los gobiernos de Navarra y de España, "como partícipes que van a ser en la toma de decisiones", que aporten "elementos diferenciadores que puedan ayudar a que Volkswagen Navarra y sus proveedores sigan siendo piedra angular sobre la que pivote nuestra comunidad".

Así se ha pronunciado el presidente del comité de empresa, Alfredo Morales, que ha dado lectura en una rueda de prensa a un comunicado, acordado por unanimidad por la representación de la plantilla, para valorar la reunión celebrada este jueves con miembros del grupo Volkswagen, del comité de empresa europeo y mundial y representantes sindicales de las fábricas europeas. Una cita que contó con la presencia de Gunnar Kilian, responsable de Recursos Humanos del grupo Volkswagen, y la presidenta del Comité de Empresa Mundial, Daniella Cavallo.

En este encuentro, ha explicado Morales, se analizó "la difícil situación actual" derivada de la alta inflación, la invasión de Ucrania, el encarecimiento de la energía y las materias primas y la crisis de microchips. Cuestiones, ha explicado, que "obligan a trasladar al próximo año la ronda de planificación (PR 72) en la que se definirán la asignación de volúmenes de producción para las plantas en los próximos años".

En este sentido, con respecto a la estrategia de la Península Ibérica y en cuanto a la planta de Landaben, "se evidenció la falta de volumen de producción a partir de 2026 con la que mantener la situación actual de la fábrica". Por ello, el comité solicitó al grupo Volkswagen "no tener tutelas y ser coprotagonista en el desarrollo de esa futura estructura de la Península Ibérica".

UN "RIESGO" PERO TAMBIÉN UNA "OPORTUNIDAD"

Alfredo Morales ha explicado que "todavía no tenemos datos concretos" sobre el porcentaje de plantilla que se podría ver afectada por una reducción del volumen de producción en la planta con el vehículo eléctrico, pero ha subrayado que "es significativo el volumen que nos hace falta para poder mantener la empleabilidad a partir de 2026".

"No tenemos los volúmenes suficientes para garantizar la empleabilidad a partir de 2026", ha advertido Morales, que ha pedido que "nos asignen más volúmenes de producción de los vehículos que vamos a fabricar".

En este sentido, ha reconocido que a partir de ese año la planta de Landaben "tiene un riesgo" pero también "una oportunidad que no vamos a dejar escapar y vamos a trabajar conjuntamente para que ese déficit que tenemos lo podamos solucionar". Por lo que ha pedido "el espacio para poder tener nuestra propia identidad y toma de decisiones".

Según ha explicado, el retraso en las planificaciones para los próximos años se debe, por un lado, a la situación actual de crisis mundial y a los cambios en el grupo Volkswagen, con un nuevo CEO, Oliver Blume, que está planteando "diferentes alternativas y cambios que hacen que todas las planificaciones se retrasen un año más".

En su opinión, este retraso "nos da más margen para poder trabajar en línea con el grupo y las diferentes administraciones para intentar solventar la falta de volumen a partir de 2026".

"NO SOMOS EL HERMANO PEQUEÑO DE NADIE"

El presidente del comité de empresa de Volkswagen Navarra ha destacado que los gobiernos de Navarra y España "tienen un papel importante en todo este proceso" de "acompañamiento con los agentes sociales para que sean ellos los garantes del equilibrio en el desarrollo de los diferentes puntos de fabricación".

"Nosotros no somos el hermano pequeño de nadie, y tienen que trabajar para la equidad y equilibrio de todas las plantas", ha recalcado Morales, que ha añadido que los fondos europeos que se están distribuyendo a través de los Perte son "un paso muy importante para la transformación de las diferentes plantas".

Alfredo Morales ha afirmado que "si se es justo con el trabajo que hace Volkswagen Navarra y sus números, la regionalización le tiene que servir para crecer" porque "presenta unos números que no los presenta ninguna planta". Volkswagen Navarra, ha aseverado, "es más importante para Volkswagen y para Navarra que cualquier otra planta de fabricación para su comunidad desde el punto de vista económico y social". La planta de Landaben, ha destacado, "fabrica un coche cada 56 segundos" y sus trabajadores "fabrican 72 coches cada año". "Este es el retorno que queremos en la inversión", ha resaltado, para pedir "que se sea justo con lo que somos y lo que hacemos".

Sin embargo, ha señalado que "si hay factores externos que condicionan este proceso y este desarrollo de Volkswagen Navarra, probablemente no se sea justo con Volkswagen Navarra".

Alfredo Morales ha reconocido que hay "tensión" entre las plantas porque hay mucho en juego, es el futuro de muchos puestos de trabajo". Por ello, ha trasladado a la plantilla de Seat "toda nuestra consideración y solidaridad", a la vez que ha pedido a la dirección de esta fábrica "que nos deje crecer, que no nos tutelen" y que "dejen tranquilos a Volkswagen Navarra. "Que las direcciones no hagan un juego sucio", ha agregado.

Por otro lado, ha llamado a "cortar ese periodo de inestabilidad que hemos estado viviendo a nivel de dirección" y ha esperado que el nuevo presidente de Volkswagen Navarra, Michael Hobusch, "sea consciente de su responsabilidad y que vayamos de la mano para conseguir superar los retos que tenemos los próximos años".

Preguntado por la carestía de chips que está provocando paros periódicos en la producción, Morales ha explicado que "pensábamos que después del verano íbamos a tener una situación más calmada" pero "encima ha empeorado con respecto al primer semestre del año". No obstante, ha puesto en valor el volumen de pedidos de la planta, lo que significa que "nuestros clientes confían en nosotros, el trabajo lo tenemos ahí", y ha esperado que "la situación cambie cuanto antes mejor".

Según ha explicado, la semana que viene se mantiene la producción en los cinco días sacando vehículos "incompletos". "La directriz del grupo es que se puedan acumular más vehículos" lo que "nos da la posibilidad de trabajar más", ha apuntado.

Contador

Más información