Publicado 12/06/2024 13:29

GMV integra su tecnología de conducción automatizada nivel 3 en la función de BMW Pilot L3

GMV integra su tecnología de conducción automatizada nivel 3 en la funcioón de BMW Pilot L3.
GMV integra su tecnología de conducción automatizada nivel 3 en la funcioón de BMW Pilot L3. - GMV

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La multinacional tecnológica GMV ha integrado su tecnología de posicionamiento seguro, fiable y de alta precisión, clave para las funciones de conducción altamente automatizada de nivel 3, como componente de la función BMW Personal Pilot L3, la nueva característica disponible por encargo en el nuevo BMW Serie 7.

En un comunicado de prensa remitido este miércoles, la empresa explica que este hito consolida su posición como proveedor de automoción, al ofrecer soluciones de posicionamiento "seguras, fiables y precisas" desarrolladas a lo largo de más de treinta años de experiencia en el campo de los sistemas globales de navegación por satélite (GNSS).

En concreto, detalla que la conducción automatizada de nivel 3, de acuerdo a la clasificación de la SAE, representa un avance significativo en la tecnología de los vehículos autónomos.

El vehículo gestiona de forma automática tareas de conducción específicas en condiciones definidas, y sólo requiere la intervención humana cuando el sistema encuentra retos que superan sus capacidades.

Según la empresa, se trata de un cambio notable respecto a los niveles más dependientes del conductor, ya que permite a los usuarios desconectar en determinadas circunstancias, al tiempo que contribuye a mejorar tanto la comodidad como la seguridad en la vía pública.

Además, argumenta que la introducción de la funcionalidad de nivel 3 en los modelos del BMW Serie 7 convierte al grupo BMW "en un pionero en el sector".

"Este logro es motivo de orgullo para GMV, ya que contribuye de forma significativa a que esto sea posible. La materialización de una solución totalmente desarrollada y disponible a nivel comercial supone un avance significativo respecto a meros ensayos de conducción o pruebas de concepto", indica la empresa.

Así, la solución de posicionamiento patentada de GMV consta de dos componentes: el software embarcado de posicionamiento seguro (SPE) y el servicio de correcciones GNSS seguro (SCS).

El SCS y el SPE se han implementado y probado con el objetivo añadido de permitir la compatibilidad con implementaciones de terceros.

Sin embargo, la empresa explica que cuando se utilizan conjuntamente, alcanzan "todo su potencial" en términos de seguridad, tal y como requieren las aplicaciones de conducción automatizada de nivel 3, ya que todos los elementos GMV GSharp contribuyen a la solución global de conducción automatizada.

El servicio de correcciones seguras (SCS) proporciona a los vehículos del grupo BMW las correcciones necesarias en la transmisión de efemérides para distintas constelaciones de GNSS, datos de aumentación para mitigar efectos atmosféricos locales e información relacionada con la seguridad para calcular la posición del usuario de forma fiable.

El software embarcado de posicionamiento seguro (SPE) integrado en la unidad a bordo del vehículo emplea las correcciones junto con las señales GNSS y la información recibida de otros sensores para calcular la posición, velocidad y rumbo del vehículo de forma fiable.

Por último, la compañía señala que este hito de producción incorpora la función de conducción autónoma nivel 3 (ADL3) a la cartera de soluciones de posicionamiento de GMV, que se consolida "como uno de los principales proveedores del mundo en soluciones de posicionamiento seguro de alta precisión basado en GNSS".

Leer más acerca de: