La industria española de componentes cerrará 2019 sin crecimiento en empleo y facturación

Actualizado 19/12/2019 12:49:22 CET
María Helena Antolin, presidenta de Sernauto
María Helena Antolin, presidenta de Sernauto - SERNAUTO - Archivo

Sernauto considera "esencial" una planta de baterías en España que potencie a los proveedores y atraiga modelos a las plantas nacionales

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La industria española de fabricación de componentes para vehículos cerrará el presente ejercicio con un "crecimiento plano" en términos de empleo, facturación y exportaciones, en comparación con los incrementos contabilizados en 2018 y en años anteriores.

En una entrevista concedida a Europa Press, la presidenta de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), María Helena Antolin, explicó que en 2019 no se han podido reeditar las cifras "récord" contabilizadas en los últimos años.

El pasado ejercicio, la industria española de componentes ingresó 37.170 millones de euros, lo que supuso un aumento del 2,6%, mientras que las exportaciones lograron un récord de 21.415 millones de euros, un 7% más. Además, creó 5.000 empleos, hasta un total de 372.800 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

"En los últimos años hemos alcanzado una cifra récord de empleo. En lo que a perspectivas se refiere, el marco inestable tanto político como industrial y la incertidumbre en la decisión de compra no ayudan a que podamos seguir creando empleo a ese ritmo", aseguró Antolin.

La presidenta de Sernauto, que se mantendrá en el cargo los dos próximos años tras ser reelegida recientemente, destacó que se ha producido "un cambio de tendencia" en comparación con los últimos años de crecimiento del sector, que no podrá volver a repetir dichos crecimientos y se mantendrá plano, repitiendo los niveles alcanzados en los últimos ejercicios.

En su nuevo mandato como máxima responsable de Sernauto, la directiva trabajará para consolidar la tarea iniciada con las administraciones públicas para apoyar una transición tecnológica e industrial en las empresas del sector y con el punto de mira en "seguir poniendo en valor la fortaleza de los proveedores de automoción instalados en España".

Además, resaltó que la industria de proveedores se tendrá que centrar en el "trabajo duro" y en la "innovación" para hacer frente a retos externos como el Brexit, la incertidumbre económica o la guerra comercial, aunque también calificó como "esencial" el "apoyo decidido de la Administración".

En cuanto a la nueva normativa sobre emisiones que entra en vigor en 2020, Antolin señaló que el objetivo establecido "es el valor más exigente en todo el mundo" y apuntó que esto supondrá un "notable esfuerzo" para los fabricantes de vehículos, algo que "indudablemente tendrá consecuencias en toda la cadena de valor".

PLANTA DE BATERÍAS EN ESPAÑA

Por otro lado, calificó como "esencial" la instalación de una fábrica de baterías en España, que permita potenciar todo el ecosistema español de proveedores y también atraer nuevos vehículos a las fábricas españolas.

"Estamos ya desarrollando componentes para la batería en su conjunto, pero en lo que Europa está en desventaja es en la fabricación de los elementos de las baterías, donde los países asiáticos llevan la delantera", subrayó la directiva en la primera entrevista concedida tras su reelección.

Así, destacó que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo "ha entendido perfectamente" la necesidad de contar con una planta de fabricación de baterías en España y afirmó que este está "haciendo todo lo posible para ello", mientras que aseguró que en Sernauto trabajan para dar a conocer la fortaleza de España en innovación y por su red de proveedores.

"Seguimos con atención el desarrollo de posibles alianzas y colaboraciones público-privadas para atraer producción de baterías a España, y trabajar junto con la Administración de cara a dicho objetivo", afirmó.

Al mismo tiempo, la presidenta de Sernauto subrayó que la solución de futuro se concentra en establecer una "estrategia país" para el sector de automoción, "con objetivos y medidas concretas" y con un presupuesto suficiente, al igual que se ha hecho en otros países europeos.

Por otro lado, aseguró que la falta de Gobierno está retrasando "de forma preocupante" la creación del Consejo Estratégico de Automoción y la puesta en marcha de las medidas recogidas en el Plan Estratégico de Apoyo Integral al Sector de la Automoción.

"Pedimos al próximo Ejecutivo que haya un apoyo decidido a la industria en general y al sector de automoción en particular. Nos gustaría contar de nuevo con un Ministerio de Industria, en el que el área de Industria tuviera categoría de Secretaría de Estado, por su importancia estratégica para el país", solicitó.

Contador