Publicado 05/06/2020 11:47:13 +02:00CET

Seat reduce un 43% su huella ambiental de producción desde 2010 y espera bajarla hasta un 50% para 2025

Imagen de la cadena de ensamblaje de Seat en Martorell (Barcelona).
Imagen de la cadena de ensamblaje de Seat en Martorell (Barcelona). - SEAT - Archivo

MARTORELL (BARCELONA), 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La compañía automovilística Seat ha reducido un 43% sus cinco principales indicadores medioambientales desde 2010, que incluyen los consumos de energía y agua, generación de residuos, compuestos orgánicos volátiles y dióxido de carbono (CO2) derivados de su producción. Así, la compañía se acerca a la consecución de sus objetivos establecidos para 2025, en los que se propone rebajar el 50% su huella medioambiental derivada de producción respecto a 2010.

En concreto, desde que Seat inició su ofensiva medioambiental, hace ya una década, la empresa ha bajado su consumo de energía y de agua en un 26% y un 32%, respectivamente, mientras que ha mejorado la gestión de los residuos en un 58% y ha disminuido la emisión de compuestos orgánicos volátiles en un 23%, según datos facilitados por la firma de Martorell.

Asimismo, Seat ha disminuido en un 65% la emisión de CO2 a la atmósfera derivada de producción. Para ello, la compañía realizó en 2019 una inversión de 27 millones de euros en iniciativas medioambientales.

"Seat tiene un compromiso claro con el medioambiente. Por ello, llevamos años trabajando con el objetivo de minimizar al máximo el impacto medioambiental relacionado con nuestra actividad", ha reivindicado el vicepresidente de Producción y Logística del fabricante español, Christian Vollmer.

En este sentido, el año pasado la marca del grupo Volkswagen puso su foco en impulsar medidas para producir menos residuos y dar un tratamiento más eficiente a los generados. Para ello, ha activado distintas iniciativas durante toda la fase de producción con una visión integral, desde la minimización de la generación hasta su posterior reciclaje y revalorización.

Como resultado, Seat ha disminuido un 38,5% sus residuos en un solo año, consiguiendo así un descenso del 58% desde 2010 y rebajando en dos kilogramos por vehículo producido los residuos destinados a eliminación.

Para leer más