Publicado 10/03/2021 18:02CET

La transmisión y la batería, entre los elementos a revisar de motos que estuvieron paradas en invierno

Archivo - Imagen de un taller de Euromaster.
Archivo - Imagen de un taller de Euromaster. - EUROMASTER - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La transmisión y la batería son algunos de los elementos que deben revisarse de las motocicletas que han estado todo el invierno sin circular, ya que podrían tener algún problema y provocar un accidente, según la red de talleres especializada en el mantenimiento integral y cuidado del vehículo Euromaster.

En este sentido, la compañía ha explicado que con la llegada de la primavera son muchos los conductores que comenzarán de nuevo a utilizar sus motos en los trayectos habituales. Sin embargo, para la "deshibernación" de sus vehículos, no basta con arrancarlo, sino que es "fundamental" una revisión de los puntos "críticos" de la moto.

Así, Euromaster recuerda que una operación de limpieza, engrase y revisión de la tensión de la cadena de transmisión ronda los 10 o 20 euros. No obstante, si esta no se realiza, podría convertirse en una avería de unos 200 euros, diez veces más.

También destaca la relevancia de revisar el estado de la batería, ya que es un elemento sensible a los cambios de temperatura.

"De hecho, el ambiente y sus inclemencias pueden cebarse especialmente con algunos elementos de la moto, como es el caso de los neumáticos y su degradación y presiones, o los líquidos, con riesgo de congelarse ante el frío. Incluso la luz solar puede tener un efecto perjudicial en las partes de plástico del vehículo", ha indicado Euromaster.

La empresa también ha puesto el foco en los frenos, que necesitan ser revisados para asegurarse de que no están agarrotados y no han perdido capacidad de frenada. "Un impacto que también puede darse con las pastillas de freno, que pueden quedarse cristalizadas y generar un desgaste prematuro o una deficiente frenada", ha explicado.

"Más allá de la avería mecánica, el principal riesgo es la seguridad vial. Un neumático que no agarra o unos frenos agarrotados son sinónimo de accidente y ya sabemos que en las dos ruedas la carrocería es uno mismo", ha indicado el portavoz de Euromaster, Itsaso Usobiaga.