La patronal de ITV dice que Competencia prima el criterio económico a la seguridad vial

Actualizado 09/07/2015 6:09:40 CET
Luis Rivas (AECA  ITV)
AECA ITV

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), Luis Rivas, ha asegurado que el informe sobre las ITV de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) prima el criterio económico sobre la seguridad vial.

En declaraciones a Europa Press, Rivas indicó que la recomendación de Competencia de pasar de un régimen de concesión a uno de autorización de los centros de inspección daría entrada a nuevos operadores que prestan otros servicios a los vehículos.

"Si un servicio público se presta por parte de entidades privadas, se debería hacer mediante concesiones", añadió, al tiempo que señaló que esta fórmula permite garantizar un servicio de calidad a todos los usuarios, así como contar con un precio establecido y tener una cobertura geográfica que se amolde a las necesidades de los conductores.

Asimismo, destacó que el eventual establecimiento de este nuevo sistema de gestión de las ITV podría provocar que los nuevos operadores se concentren únicamente en la inspección de los vehículos más rentables y no en la de otros en las que la operación de revisión es más compleja y de menor rentabilidad.

"Si hacen falta más ITV que se hagan siguiendo con los requisitos exigidos en la actualidad", añadió, al tiempo que destacó que los actuales operadores han realizado grandes inversiones para poner en marcha los centros y para poder inspeccionar cualquier tipo de vehículo.

Desde AECA-ITV indican que las comunidades autónomas han comunicado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo su oposición a la eliminación del régimen de incompatibilidades, al tiempo que resaltó que las asociaciones del sector de reparación y talleres tampoco están a favor de modificar el actual sistema.

Igualmente, la Asociación señala que el estudio de Competencia prima lo económico frente a la seguridad vial, que quedaría mermada si se eliminan las incompatibilidades como la de que no sea el mismo centro que inspeccione el vehículo el que luego lo repare.

Además, apunta que el régimen de autorización provocaría una concentración de instalaciones en las zonas con mayor rentabilidad, en detrimento de las menos pobladas, al tiempo que alerta de que esta situación podría ocasionar un menor rigor de las inspecciones, puesto que el ciudadano tiende a preferir centros "fáciles".