Actualizado 15/05/2007 21:13 CET

Aenor certifica la calidad de los servicios de la Dirección General de Tributos de la Consejería de Economía y Hacienda

MURCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tributos de la Consejería de Economía y Hacienda obtuvo el certificado de calidad ISO 9001:2000 de la Agencia Española de Normalización y Certificación (Aenor), convirtiéndose en el primer centro directivo de la Administración pública regional que ha obtenido un reconocimiento oficial de la excelencia de sus servicios.

Así, este departamento do la Consejería de Economía y Hacienda consiguió la certificación de calidad en los 56 procedimientos que realiza en un período de cuatro meses, según informó, en una nota, la Secretaría General de la Presidencia y Relaciones Externas.

La consejera de Economía y Hacienda, Inmaculada García, recibió hoy el mencionado certificado de manos del delegado de Aenor en Murcia, Antonio Cano. García se mostró "muy satisfecha" con la obtención de este reconocimiento y hizo entrega del certificado al director general de Tributos, Miguel Ángel Blanes.

Al acto asistieron los funcionarios de esta Dirección General, a los que se dirigió la consejera, la cual dijo que "quienes tenéis que recibir y lucir este Certificado, que es la prueba de que se está trabajando bien, en condiciones de excelencia, sois vosotros, los empleados públicos de la Dirección General de Tributos".

MODERNIZACIÓN DE LA DIRECCIÓN TRIBUTOS

Tras la entrega, la consejera explicó que "la Dirección General de Tributos ha estado inmersa en un proceso de modernización de sus estructuras y procedimientos, que le han llevado a situarse en la vanguardia de las Administraciones Tributarias Autonómicas, convirtiéndose en referencia para las demás CC.AA en los procesos de cambio e innovación".

Este proceso de modernización en permanente desarrollo, la consejera apuntó que "es el que reconoce la certificación ISO 9001:2000 concedida por Aenor, que convalida los servicios que lleva a cabo la Dirección General de Tributos con los estándares de calidad más exigentes de los que se valoran por los ciudadanos".

"Esto garantiza que la organización del sistema tributario se realiza de una manera eficaz y eficiente, siguiendo el mandato constitucional a los órganos de la Administración", señaló la consejera.

El cambio se sustentó en dos pilares fundamentales, por un lado, la utilización intensiva de los sistemas de información, a través de la máxima informatización de los procesos internos y del establecimiento de los más avanzados sistemas informáticos para la relación con los ciudadanos, a través del portal tributario.

Por otro lado, la articulación de toda una serie de procedimientos para mejorar la atención al contribuyente, garantizando en todo momento la seguridad jurídica en su relación con la Administración Tributaria.