Ayuntamiento de Murcia y Cáritas se unen para prestar ayuda humanitaria a las víctimas del tifón de Filipinas

Ballesta junto al Obispo Lorca Planes
AYUNTAMIENTO DE MURCIA
Publicado 27/12/2018 13:10:02CET

Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo destina 10.000 euros para dar asistencia a 15.400 damnificados

MURCIA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Murcia, José Ballesta, y el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, han firmado esta mañana el convenio de ayuda humanitaria a Filipinas, para atender la emergencia de alimentos, material de primera necesidad, refugio y medios de vida de más de 15.400 personas, afectadas por el súper tifón Mangkhut, que dejó un rastro de destrucción de Filipinas a China el pasado mes de septiembre.

"La ayuda humanitaria para las familias afectadas, que son cerca de 3.000 hogares, sigue siendo esencial, dada la situación de emergencia del país", ha manifestado el alcalde, quien ha añadido que "los murcianos nos sentimos especialmente próximos al pueblo filipino, con el que compartimos historia durante más de tres siglos, y que todavía hoy representa un poco de España en Asia".

En total, el Ayuntamiento destina 10.000 euros, a través de la Concejalía de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo, para dar asistencia a los damnificados, con el envío de ayuda humanitaria y la atención a la población afectada por el gran tifón que arrasó especialmente la parte norte de las Filipinas, dejando decenas de muertos y obligando a la evacuación de miles de familias.

Tras la firma del convenio, que ha contado con la presencia de la concejal de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo, Conchita Ruiz, y el secretario general de Cáritas, Juan Antonio Illán, se ha celebrado una encuentro entre el Ayuntamiento y Caritas Diócesis de Cartagena, una entidad sin ánimo de lucro, instituida en la Diócesis de Cartagena en el año 1955.

INFANCIA Y FAMILIAS EN RIESGO DE EXCLUSIÓN

En la reunión se han abordado diversos asuntos como el proyecto de ejecución en la parcela suelo municipal cedida a Cáritas. También se ha evaluado el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Murcia y Cáritas, por el que se presta apoyo a 45 menores de entre 1 y 3 años en la Escuela Infantil CAYAM de El Palmar; el servicio de Acogida Residencial en Viviendas Tuteladas, que ha beneficiado a 130 personas este 2018; y el Servicio de Acogida y Acompañamiento Social, para familias en situación de pobreza severa, en el que se han atendido unas 4.000 personas.

El Ayuntamiento ha subvencionado la prestación de estos servicios a Cáritas con 225.000 euros durante el presente ejercicio.

Cáritas también ha plateado al Ayuntamiento explorar nuevas colaboraciones en el ámbito de la formación y el empleo para seguir impulsando la economía social, aquella que pone a la persona en el centro de su actividad y contempla los beneficios sociales en sus balances. En este sentido, Cáritas ha pedido al Ayuntamiento de Murcia la ampliación de puntos de orientación, procesos de acompañamiento y acciones formativas para personas con dificultades de acceso al mercado laboral.

La propuesta de Cáritas para el fomento de la economía social pasa por ayudas específicas a las Empresas de inserción y a la reserva de mercado en los pliegos de las contrataciones públicas que realice el Ayuntamiento.

LA INVERSIÓN SOCIAL SE INCREMENTA UN 33%

La Concejalía de Derechos Sociales ha incrementado su presupuesto un 33,43 por ciento desde el inicio del mandato, pasando de los 22 millones de euros en 2015 a los 29,5 millones de 2018. Con respecto a las entidades de carácter social del municipio, el Ayuntamiento ha concedido ayudas a un total de 98 asociaciones y entidades, por un importe que supera los 1,5 millones de euros.

"El futuro de una ciudad es el futuro de sus habitantes y, por eso, nuestro Modelo Social prioriza la cohesión social y la convivencia. Consideramos esencial la prevención frente a la vulnerabilidad y la exclusión social, pero también velar por la igualdad, los derechos de la infancia, de las personas mayores y el respeto a la diversidad", ha manifestado el alcalde

Contador