Actualizado 17/12/2013 20:51 CET

BMN logra un beneficio de 5,8 millones en el primer semestre, un 20% menos

BMN completa su reestructuración y obtiene un ahorro en gastos de explotación del 53%

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

Banco Mare Nostrum (BMN) ha obtenido un beneficio de 5,8 millones de euros en el primer semestre del año, un 20% menos que el registrado en el mismo periodo de 2012, tras realizar saneamientos por 423 millones de euros, según ha informado la entidad.

El grupo obtuvo un margen de intereses de 358 millones de euros que, junto a los ingresos netos por comisiones y el incremento en los resultados por operaciones financieras, situaron el margen bruto en 719 millones, un 7,8% más que en el primer semestre de 2012.

La disminución de los costes de explotación en un 17,2% respecto a junio de 2012 ha permitido que la eficiencia de BMN mejore en el último año en más de 12 puntos porcentuales, hasta el 41%. Por su parte, el margen antes de provisiones muestra la capacidad de generación de resultados de la entidad, con 426 millones de euros en el semestre, un 36,2% por encima del acumulado a junio de 2012.

La entidad señala que durante estos seis meses ha realizado un importante esfuerzo de saneamiento, con un importe neto de 423 millones de euros, que incluye más de 300 millones de dotaciones no recurrentes ligados a los compromisos de reestructuración adquiridos y a refinanciaciones.

"La evolución del balance ha permitido una mejora sustancial de la liquidez de la entidad. La apelación al préstamo del Banco Central Europeo se ha reducido en 1.000 millones de euros y los activos líquidos disponibles superan los 9.000 millones de euros, por encima del 16% del total del balance", ha destacado el banco.

FIN DE LA REESTRUCTURACIÓN

Con la gestión realizada a lo largo del primer semestre, la entidad da por concluida su reestructuración y adelanta que en los próximos meses centrará sus esfuerzos en fortalecer la calidad del servicio, "ofreciendo una banca de cercanía y comprometida con las necesidades de sus clientes".

BNM ha reducido sus activos, que han pasado de 69.540 millones de euros en diciembre de 2010 a 52.893 millones en junio de 2013, y ha recortado el número de oficinas en un 50%. Gracias a ello, puede presentar unos gastos de explotación en el entorno de 400 millones de euros en 2014, un 53% inferiores a los de 2010, año de constitución del Banco.

El presidente de BMN, Carlos Egea, ha informado al consejo de administración del banco del "notable" avance conseguido en el proceso de reestructuración y capitalización, así como de los resultados obtenidos en el primer semestre del ejercicio, entre los que destacan la capacidad de generar recursos y los saneamientos realizados.

La entidad ha subrayado que en seis meses ha completado el traspaso de activos a la Sareb, la venta del negocio de Cataluña y Aragón y el ajuste en sus estructuras operativas. En concreto, se han traspasado activos a la Sareb por un importe neto de 5.820 millones de euros y se ha transmitido el negocio bancario administrado en 462 oficinas de Cataluña y Aragón a Banco de Sabadell.

Adicionalmente, se ha alcanzado un acuerdo con los representantes de los trabajadores que contempla una serie de medidas de flexibilización interna, modificación de las condiciones de trabajo y movilidad geográfica, y el cierre de algunas oficinas, limitado, principalmente, a zonas no estratégicas.

"De esta forma, BMN ha adelantado prácticamente en más de un año sus compromisos de reestructuración, de manera que la red de oficinas y el número de empleados vinculados a la actividad bancaria se han reducido alrededor de un 50% y un 41%, respectivamente, desde la constitución del grupo", ha señalado.

En este periodo de tiempo, el grupo ha llevado a cabo la conversión de instrumentos híbridos en acciones y la ampliación de capital por parte del FROB, que permiten situar el ratio de capital principal en el 9,6% a 30 de junio de 2013.

También ha tenido una "intensa" actividad comercial en los territorios de origen de las cajas fundadoras del grupo y ha fortalecido su posición competitiva, concediendo créditos, especialmente a pymes y autónomos, por un total de 1.254 millones de euros, destacando los realizados vía ICO.

Para leer más