El CES emplaza a las empresas a fijar un salario mínimo de 14.000 euros anuales no más tarde del año 2020

Publicado 14/07/2019 13:24:53CET

MURCIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Económico y Social (CES) ha emplazado a las empresas a establecer de forma gradual, conforme se vayan renovando los convenios, un salario mínimo de 14.000 euros anuales no más tarde del año 2020, y aplicar incrementos salariales en torno a un 2% fijo más otro 1% variable en función de cómo evolucione la productividad u otros indicadores medibles.

Se trata de una de las mejoras incorporadas en el acuerdo nacional suscrito en 2018 por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas a nivel nacional, materializado en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2018-2020, trasladado a la Región de Murcia mediante el Acuerdo regional referido anteriormente.

El CES, en su 'Memoria anual sobre la situación socioeconómica y laboral de la Región de Murcia en 2018', comparte estos objetivos pactados entre la patronal y los sindicatos, cuyo cumplimiento han de procurar las organizaciones firmantes y en particular la parte supeditada a la obtención de resultados variables, que han de ser factibles.

En su informe, el Consejo lamenta que algunas de las facetas de las relaciones laborales del año 2018 no son tan favorables. Concretamente en la recuperación de los salarios, "cuya atonía persiste pese a la continuidad, aun más atenuada, del crecimiento económico por quinto año".

"Lo revela, por una parte, la reducida magnitud del incremento salarial pactado en la negociación colectiva, poco más del 1,5% en promedio anual una vez incorporadas las cláusulas de revisión", según la Memoria del CES.

Y por otro lado, el Consejo cita como ejemplo "el nuevo retroceso del coste salarial por mes y trabajador, cuyo importe nominal aún está significativamente por debajo del estimado al principio de la década; teniendo en cuenta el dato precedente, denota que las nuevas entradas tienen un coste salarial inferior que las que se retiran".

Al CES le preocupa que los trabajadores "no sean suficientemente partícipes de la bonanza que se deriva del crecimiento económico, y se consolide lo que en ciertos estudios se ha dado en llamar una nueva categoría que es la de "trabajadores pobres".

El medio para evitarlo, a su juicio, "es a través de la remuneración salarial, procurando que esta se eleve, entre otros factores, en concordancia con las ganancias de productividad de la empresa dentro de unos parámetros determinados".

Este último aspecto quizá sea uno de los grandes retos a corto plazo de las empresas a efectos de reforzar su competitividad, realizar una definición adecuada de los parámetros de productividad que deban traducirse en mejoras del componente salarial. Para ello, añade, la negociación colectiva es determinante.

En este sentido, el CES anima también a impulsar al mismo tiempo que la negociación colectiva en materia salarial contribuya progresivamente a rebajar la brecha salarial de género.

Por un lado, evitando aquellas situaciones de menor remuneración femenina en situaciones de igualdad de ocupaciones o de las tareas a desempeñar, pero también combatiendo las barreras que impiden avanzar hacia la equidad en el mercado laboral

Contador