Actualizado 12/01/2012 20:25 CET

Croem dice que "por mucha fe que haya será difícil poner en marcha iniciativas empresariales sin financiación adecuada"

Del Toro Y Ballesta
EUROPA PRESS

Del Toro advierte que el Gobierno central "no es un banco" y son los bancos "los encargados de dar crédito a emprendedores y familias"

MURCIA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem) ha asegurado este jueves que por muchas iniciativas que pongan encima de la mesa "con todo el empeño y buena fe del mundo", si no hay una financiación "adecuada" será "difícil" sacar adelante estas cuestiones.

Así de rotundo se ha manifestado el presidente de la patronal de los empresarios murciano, Miguel del Toro, momentos antes de asistir a la reunión con el equipo de la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, y su titular, José Ballesta, para exponer las previsiones presupuestarias del departamento.

Del Toro, que ha reconocido que le pediría "muchas cosas" a Ballesta, a quien no confunde, ha ironizado, con el Rey Melchor o Gaspar, ha llamado a la conciencia en el sentido de que "muchas de las cuestiones que anhelan los empresarios no están al alcance, ni siquiera, del propio Gobierno regional".

Uno de los ejemplos que ha destacado ha sido el de la reforma del sistema financiero, reclamando que "se desbloquee cuanto antes y no a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, porque el Gobierno central no es un banco" y precisamente los bancos "están para desarrollar esa función social que tienen en estos momentos, siendo los encargados de dar crédito a los emprendedores y familias".

"Somos conocedores de la situación y conocemos el presupuesto de la Consejería, la situación es la que es y lamentamos, aunque entendemos, los recortes importantes que ha tenido que hacer, que es la que tiene que motivar la creación de puestos de trabajo", ha señalado el presidente de la patronal murciana.

Por ello y con "más expectativas", ha manifestado su disposición a escuchar las propuestas de la Consejería y comprobar si "trae algo novedoso, ya que lo que hay en el presupuesto lo conocemos y comprendemos". "A ver si hay algún proyecto que se pueda financiar extrapresupuestariamente y que pueda ser un acicate para el mundo de la empresa y la creación de empleo, que es la mayor lacra que tenemos en España y la Región".

CREACIÓN DE UNA EMPRESA EN UN DÍA

Entre las líneas que se van a presentar a los empresarios, el consejero murciano ha hecho referencia a la concerniente a líneas de financiación para fomentar la actividad emprendedora, y la referida a la simplificación administrativa, de forma que "se va a poder crear una empresa en 24 horas".

Iniciativa ésta que el presidente de Croem ha recogido positivamente, en el sentido de que "desde esta casa ya llevamos trabajando con la Comunidad para simplificar los trámites administrativos".

En concreto, las líneas de actuación de la Consejería vinculadas al ámbito empresarial pasan por el apoyo a la actividad emprendedora, empresarial e industrial en la Región, la apuesta por la internacionalización de sus actividades, sostenibilidad energética, innovación e investigación y productividad y competitividad comercial, ha expuesto Ballesta.

Líneas de financiación que, según ha desvelado Ballesta, se pondrán en marcha a lo largo de este año y enfocadas, ha dicho, a las pymes, atendiendo al hecho de que "un 95 por ciento del tejido empresarial murciano está constituido por este tipo de empresas".

Lo que se busca es "reactivar la economía y generar empleo", ha matizado Ballesta, para después añadir que "si hay alguien que pueda generar empleo son los empresarios".

De ahí que este año "se vayan a introducir algunas novedades". "El sector empresarial ha reclamado siempre a la Administración financiación para sus proyectos cuando las líneas habituales de financiación están cerradas, por lo que, en cierta manera, vamos a intentar suplir o ayudar en ese ámbito".

MÁS DE 30 MILLONES DE EUROS

Destaca la apuesta por el sector empresarial como motor de la generación de empleo y del crecimiento económico, para el que se destina de manera directa una dotación de 88 millones de euros.

En concreto, la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación destinará más de 30 millones de euros a promover y apoyar la innovación a través de las universidades y la red de centros tecnológicos, 8 millones a fomentar la actividad emprendedora con la financiación de proyectos empresariales innovadores a fondo perdido y 11 millones a actividades relacionadas con la internacionalización y la apertura a nuevos mercados emergentes.

Asimismo, se reforzará el valor de la investigación y de la transferencia de conocimiento de las universidades hacia las empresas, con una partida para la Fundación Séneca de más de 6,3 millones de euros, que gestiona estas acciones en el marco del nuevo Plan Regional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

De cara a 2012, la Consejería recoge nuevas líneas, como el 'Programa Nuevo Talento' o la iniciativa 'Líderes de Investigación', que dará oportunidades a los investigadores jóvenes más cualificados para el desarrollo de sus carreras.

La Consejería destina además un total de 4 millones de euros para dinamizar el sector industrial, con actuaciones que abarcan desde la mejora de las infraestructuras energéticas de la Región, el desarrollo de las energías renovables, el fomento de la competitividad industrial y el impulso de servicios públicos de interés general, como la seguridad industrial y minera.

Por otra parte, se incentivarán con otros 4 millones de euros las energías limpias y el ahorro energético, lo que redundará en la atracción de empresas energéticas y en la consolidación de un sector productivo generador de riqueza y empleo cualificado.

Uno de los principales proyectos en materia de energía es la creación de la 'Ciudad Solar', una iniciativa que surge de forma paralela a la construcción en Lorca de la central solar fotovoltaica más grande del mundo.

Se trata de un proyecto que convertirá al municipio en referente en este campo mediante la atracción de empresas de ingeniería, mantenedoras o fabricantes de placas y componentes.