Los emprendedores deben convertir al cliente en el centro de desarrollo de su negocio

Publicado 04/07/2015 9:31:19CET
Los emprendedores en una charla de CEEIM
CEEIM

MURCIA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM), en colaboración con EOI e Instituto de Fomento, introduce a los emprendedores en el método Lean Startup, basado en la interacción con el cliente durante el proceso de creación de un producto para acortar el ciclo de desarrollo del proyecto.

La metodología se está transfiriendo a los creadores de empresas innovadoras de base tecnológica (EIBT's), dentro del programa 'Workshop Lean Startup', que desde hoy y hasta el próximo viernes se desarrolla en CEEIM, según han informado fuentes de la organización en un comunicado.

Los asistentes acceden en este programa a las claves para aprender a diseñar y validar un modelo de negocio, a través de la metodología Lean Startup, que está orientada a que el emprendedor sea ágil a la hora de aprender del cliente y del mercado para construir productos y servicios demandados por los clientes.

De ahí que las máximas de este procedimiento sean "construir, medir y aprender", según explica Néstor Guerra, al frente del programa en ejecución en CEEIM y CEO de Intelligent Experience Consulting (IEC), empresa dedicada al desarrollo de soluciones basadas en cloud.

Frente a la opción de elaborar un plan de negocio previo a la creación de productos, Néstor Guerra propone que el camino inicial entre una idea y el negocio se trace siguiendo el trayecto que marca el cliente, por lo que propone observar al consumidor e identificar hipótesis, para, a continuación, salir al mercado antes de planificar.

"Hay que contactar con él, observar sus comportamientos y afrontar una etapa de investigación basada en pruebas y medidas, además de generar feedback", según sostiene, además de mantener que es mejor y menos gravoso equivocarse en las fases tempranas que "cuando sales ya con el producto a la calle, tras haber afrontado un proceso de inversión".

Guerra centra las fases siguientes en desarrollar de forma ágil una primera propuesta de producto para que sea lanzado con rapidez al mercado, momento que denomina Producto Mínimo Viable (PMV), para reducir el riesgo de incertidumbre y testar su acogida en el mercado e ir modelando el artículo o servicio a los gustos y necesidades del mismo, antes de proceder a su comercialización.

El workshop tiene una duración de 15 horas grupales y tutorías individuales. Entre los asistentes, se encuentran emprendedores y gestores de EIBTs que encuentran en la metodología Lean Startup una oportunidad para validar sus modelos de negocio así como, así como colaboradores de empresarios y profesionales interesados en una mejora de empleo.