Publicado 10/02/2022 17:38

Forenses destacan la gran "virulencia" de los golpes recibidos por las víctimas de Las Torres de Cotillas

MURCIA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los médicos forenses que hicieron la autopsia a los cuerpos de la madre y el hijo aparecidos muertos en su vivienda de Las Torres de Cotillas en marzo de 2018 han destacado, en la vista oral que se lleva a cabo ante un jurado popular en la Audiencia Provincial de Murcia contra el hermano e hijo de las víctimas, la "virulencia" de los múltiples golpes encontrados en los cuerpos.

Los peritos coincidieron en que la posición en los que se encontraron los cuerpos --tendidos en sendos sofás y tapados-- no eran compatibles con las lesiones que presentaban, es decir, que los habían puesto así después del ataque.

De hecho, creen que la madre cayó al suelo después de un primer golpe y estando tendida boca bajo le propinaron múltiples golpes en la cabeza que le producen diversas lesiones --entre ellas una fractura de cráneo-- y en la nuca, muchas de las cuales le podrían haber causado la muerte.

A juicio de los forenses, la fuerza de los golpes fue tal que de haberlos recibido estando de pie, la persona atacada habría caído en redondo, sin tener la menor posibilidad de desplazarse.

La madre, al contrario que su hijo, no tenía lesiones de defensa, no hubo pelea ni intento de defenderse. Por contra, el hermano presentaba diversas lesiones en las manos compatibles con el intento de protegerse del ataque con las manos.

Los peritos han contado que el cuerpo del hermano del acusado tenía "múltiples fracturas, traumatismo impresionante" y han considerado que para causar este daño hace falta una virulencia, una intensidad "realmente impresionante" para que una persona con un objeto "sea capaz de causar tanto daño".

Ese tipo de lesiones son compatibles, han defendido, con un objeto inciso contuso, pesado, pero que se ha utilizado con mucha virulencia por el número de fracturas que presentan los cuerpos.

El fiscal pide para el acusado un total de 50 años de cárcel (25 años por cada uno de ellos) como autor de dos delitos de asesinato. La vista oral continuará el próximo lunes.