La Guardia Civil detiene a una pareja en Archena (Murcia) por cultivo ilícito de marihuana

860208.1.260.149.20240410125452
Vídeo de la noticia
Un agente de la Guardia Civil junto a parte de la droga incautada - GUARDIA CIVIL
Publicado: miércoles, 10 abril 2024 12:54

ARCHENA (MURCIA), 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarrollado en Archena (Murcia) la operación 'Corpus', que se ha saldado con la detención de una pareja y la desarticulación de un activo punto de cultivo y manipulación de cannabis, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

En la operación, los efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana han intervenido 141 plantas de marihuana y 22 kilogramos de cogollos dispuestos para su inminente distribución, los efectos relacionados con la actividad ilícita y varias armas.

Las actuaciones se iniciaron hace unos meses, cuando el Instituto Armado retomó una investigación abierta con anterioridad por un supuesto cultivo de marihuana en una vivienda de Archena, ubicada muy próxima a un centro educativo y a un parque infantil, lo que había generado cierta alarma social entre los vecinos.

Los guardias civiles establecieron un discreto dispositivo de vigilancia sobre el inmueble donde se presumía que podría tener instalado un invernadero destinado al cultivo ilícito de marihuana tipo 'indoor'. Así, los agentes identificaron a los dos moradores de la vivienda, un hombre y una mujer que eran pareja, quienes, presuntamente, se encontraban tras la actividad delictiva investigada.

Una vez obtenidos todos los indicios, la Guardia Civil diseñó la fase de explotación de la operación, que estaba compuesta por varias decenas de efectivos por tierra y aire debido a los antecedentes violentos de uno de los sospechosos.

En la entrada y el registro en el domicilio, se halló un invernadero instalado en varias estancias del inmueble con capacidad para el cultivo de aproximadamente un millar de plantas al año, que en ese instante tenía en última fase de cultivo 141 plantas.

En otra habitación, utilizada como lugar de secadero y manipulación de la droga, se hallaron 22 kilogramos de cogollos dispuestos para su inminente distribución.

Junto con toda la droga, la Guardia Civil se incautó de todos los elementos que componían el invernadero clandestino y el secadero, como dispositivos de iluminación, calefacción, riego y ventilación; y tres armas de fuego --una escopeta con el número de serie borrado y con munición y dos carabinas de aire comprimido-- y dos armas blancas de grandes dimensiones, tipo machete.

El registro culminó con la detención de los dos sospechosos como presuntos autores de los delitos de cultivo o elaboración de drogas, defraudación de fluido eléctrico --por una conexión ilícita a la red eléctrica-- y tenencia ilícita de armas.

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Leer más acerca de: