La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia aprueba el proyecto definitivo para recuperar la Torre Falcón

Reconstrucción de la imagen de la Torre Falcón
Reconstrucción de la imagen de la Torre Falcón - AYUNTAMIENTO DE MURCIA
Publicado: viernes, 17 mayo 2024 14:46

La actuación permitirá rehabilitar esta casa solariega del siglo XVIII en Joven Futura (Espinardo)

MURCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia ha aprobado en su reunión de este viernes el proyecto definitivo para la rehabilitación de la Torre Falcón, en la urbanización de Joven Futura en Espinardo, el cual permitirá recuperar esta edificación para uso público esta edificación del siglo XVIII propia de la Huerta de Murcia, según informaron fuentes del Consistorio en un comunicado.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 680.040 euros, contará con financiación plurianual, con remanentes de Tesorería. Tras el paso dado por la Junta de Gobierno, el expediente se envía a Contratación para continuar con su tramitación administrativa, con el objetivo de licitar y adjudicar los trabajos lo antes posible. Una vez adjudicadas, el plazo de ejecución de las obras asciende a 15 meses.

La actuación se enmarca en el proyecto estratégico Huerta 23 del Equipo de Gobierno del alcalde José Ballesta, que ya señaló la recuperación del patrimonio de la Huerta de Murcia como uno de los pilares fundamentales de su proyecto de ciudad. La intervención cuenta con todos los permisos y autorizaciones, entre ellos el de la Dirección General de Patrimonio Cultural, al tratarse de un bien catalogado con grado de protección 2.

De esta forma, el proyecto contempla el refuerzo del sistema estructural de los muros de carga existentes en el edificio y la demolición de los forjados para construir unos nuevos, así como la sustitución de la cubierta, cuyas tejas y pavimentos se volverán a reutilizar y colocar en obra.

Además, se prevé mantener el patio existente, con un anexo que albergará los usos complementarios a la Casa Torre. Este anexo será de nueva construcción, adosado a las paredes existentes, que se conservarán en la medida de lo posible. Con la rehabilitación del inmueble se pretende potenciar el volumen de la Casa Torre, siendo a su vez conservadores con la configuración inicial del patio anexo, construido en la misma época que la casa. El espacio interior de la Torre Falcón se mantendrá diáfano, sin divisiones interiores, para albergar la posibilidad de diferentes usos.

Asimismo, se prolongará la red de abastecimiento, electricidad y alumbrado público para dotar al edificio de los correspondientes servicios municipales. De esta forma, el inmueble, que cuenta con una superficie total construida de 460 metros cuadrados, estará dotado con instalaciones de climatización, electricidad, agua y saneamiento, teniendo siempre presente los criterios de ahorro energético y eficiencia energética.

Para el saneamiento, se ha previsto un sistema de depuración natural por fitodepuración (humedal artificial con plantas acuáticas), totalmente ecológico y sin consumo de energía eléctrica. El sistema de ventilación de la instalación de climatización se conectará a un pozo canadiense, el cual aprovecha la temperatura del terreno para actuar como intercambiador de calor, aportando así aire al sistema a una temperatura más aproximada a los requerimientos de confort del interior.

El entorno de la parcela se tratará superficialmente y se le dotará de espacios de estancia y vegetación para configurar huertos-jardín con vegetación del tipo cítricos y aromáticas (hierbabuena, lavanda, tomillo, etc).

CASA SOLARIEGA Y 'CENTRO LOGÍSTICO'

La casa Torre Falcón toma su nombre de sus propietarios originales, aunque también perteneció a los marqueses de Ordoño. Se trata de una característica casa-torre de la huerta murciana, de estilo barroco, representativo del paisaje, historia y forma de vida tradicional, cuya construcción data del primer tercio del siglo XVIII.

La torre estaba adaptada a una doble actividad. Por un lado, era casa solariega de recreo de una familia noble y, por otro, ejercía de 'centro logístico' de una gran explotación agrícola que la rodeaba con dos funciones: sedera y agrícola, siendo en la última planta del inmueble donde se criaba el gusano de seda y se guardaba la cosecha.

La edificación estaba incluida en el ámbito de desarrollo del Plan Parcial Joven Futura (ZA-Ed3) de Espinardo, siendo cedida al Ayuntamiento a través del Proyecto de Reparcelación de la U.A.I de dicho Plan Parcial.

Al encontrarse el edificio situado sobre el yacimiento arqueológico de Joven Futura, las actuaciones serán supervisadas por el Servicio de Arqueología Municipal.